Adolfo Domínguez, ganador de Premios Nacionales de Creatividad

Una reflexión sobre el excesivo consumo de ropa es el origen de la campaña ‘Ropa Vieja’ de Adolfo Domínguez. Un proyecto con el que el empresario gallego intenta lanzar un mensaje de sostenibilidad y pausa en la industria.

Una apuesta por la durabilidad de las prendas y la calidad permanente que ha sido premiada con uno de los seis oros de la categoría Ideas en los Premios Nacionales de Creatividad 2020. El fallo del premio se realizó el pasado 10 de octubre en San Sebastián, en un evento que mezcló el formato virtual con alguna presencia física y que fue organizado por el Club de Creativos y Facebook.

Aunque este no es el primer galardón que recibe el empresario, ya que también fue galardonado en 2019 con el Premio Nacional de Diseño de Moda por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte como homenaje a toda su trayectoria en el mundo de la moda.

‘Ropa vieja’ sigue la estela de otros proyectos verdes, como ‘Piensa. Luego compra’ o “Sé más viejo”, este último ganador de el Gran Premio de los Premios Nacionales de Creatividad en 2019, que también giraban en torno a esta problemática medioambiental.

El creador de ‘La arruga es bella’, que se introdujo por primera vez en el mundo de los retales y patrones en 1973 es una de las figuras más importantes del sector de la moda nacional y ha conseguido llevar la puntada made in Spain a través del mundo. El estilo clásico, minimalista y sofisticado que le caracteriza se mantiene temporada a temporada, y se reinventa con mejores materiales y campañas de concienciación.


‘Ropa vieja’ es una de las iniciativas más especiales de la firma gallega, ya que recoge 29 diseños donados por clientes de Adolfo Domínguez que conservan en sus armarios prendas de colecciones de hasta 40 años de antigüedad. Una forma de demostrar que si una prenda se hace con calidad y visión de perdurabilidad puede mantenerse intacta con el paso del tiempo.

El cuidado del medio ambiente y la producción textil ética han sido esenciales en las últimas propuestas de la firma. Domínguez estuvo en contacto con movimientos ecologistas durante sus estudios en París y Londres, una filosofía que le ha acompañado a lo largo del tiempo y que se refleja en su trabajo.

Ahora, es su hija Adriana Domínguez la que toma el relevo como presidenta de la compañía, para continuar creando colecciones llenas de elegancia y prendas temporales.




Fuente: Leer Artículo Completo