Trucos de nutricionista para mantener el peso en Navidad

Las comilonas de Navidad, reuniones con amigos, cenas de empresa, comidas familiares, esas cañas con amigos… son un verdadero campo de minas cargado de calorías que puede desembocar en síntomas como ardor, malestar estomacal, hinchazón… y los típicos kilos de más navideños. Si quieres disfrutar de las fiestas como se merecen pero sin que te pasen factura, toma nota de estos trucos de experto. ¡Que nada te amargue las fiestas!

La trampa de los entrantes

Si llegas a la mesa hambrienta estamos seguras de que vas a acabar atacando los entrantes picoteando antes de que todos se sienten a la mesa. Asegúrate de no llegar con tanta hambre y antes de ir a comer o cenar tómate una manzana o unos frutos secos, también beber un vaso de agua aumenta la sensación de saciedad aportando cero calorías.

Aunque la mesa suele estar repleta de entrantes como canapés, salsas, pan y elaboraciones calóricas ¡no caigas en la tentación! al menos no demasiado, y céntrate en entrantes como langostinos al vapor, mejillones, ostras o mariscos varios, mejor si pueden ir acompañados de un chorrito de limón o una vinagreta para no pasarte de calorías con la mayonesa y que estén cocinados al vapor, a la plancha o al horno, nada de fritos y rebozados.

El cochinillo y el cordero son platos muy tradicionales en Navidad pero también son los más calóricos. Como plato principal lo ideal sería optar por un pescado al horno que aporta pocas calorías y “son ricos en proteínas, vitaminas y minerales, pero además son una importante fuente de omega-3” apunta Laura Gallardos, nutricionista y dietista del hotel Barceló Montecastillo. Otra opción sería decantarse por el pollo de corral o el pavo que son proteínas bajas en grasa y ricas en vitaminas y minerales.

Limita los dulces y el alcohol

El doctor Perricone, afamado nutricionista de las celebrities, advierte del peligro que supone el binomio azúcar y alcohol. Mezclar esos dos ingredientes, además de hacerte ganar peso, hincharte la tripa e instalar kilos en las caderas rápidamente, aceleran también la aparición de arrugas y flacidez en la piel. Perricone recomienda añadir a los platos superalimentos protectores como la cúrcuma antioxidante, las fresas que van a proteger el estómago y la alcachofa que es diurética y protectora del hígado. Además aconseja no combinar alimentos de alto índice glucémico, así que ya sabes, si vas a comer dulces navideños de postre, no te pases con el pan yo las patatas durante la comida.

Laura Gallardos explica que “tomarte un trozo de turrón no va a hacer que pierdas todo lo que has trabajado durante el año, pero siempre que puedas sustituye estos dulces por otra opción más saludable como la fruta. Puedes  hacer unas brochetas de frutas bañadas en chocolate puro acompañadas de frutos secos como las almendras o las nueces para quitarte el antojo de dulce”.

Otras opciones de postre light son la fruta fresca, dátiles, frutos secos o pasas pero también puedes darle un toque más festivo a tu postre saludable incluyendo una opción como manzana asada con canela y un toque de miel o peras al horno con chocolate puro sin azúcar. ¡Incluso puedes hacer tus propios turrones fitness!

En cuanto al alcohol lo ideal sería no mezclar diferentes tipos y optar por uno solo y con moderación. La doctora Mar Mira de Mira+Cueto recomienda “evitar los licores que son muy calóricos y exigen mucho trabajo hepático de detoxificación. En su lugar elegir un buen vino tinto crianza, sin excederse de copa y media. Este tiene un contenido menor en azúcares que otros alcoholes y es rico en polifenoles, un potente antioxidante”.

Si terminas tu comida o cena con una infusión de menta o una depurativa vas a favorecer la digestión y evitar molestias estomacales derivadas del exceso de comida y bebida que tu cuerpo no acostumbra a ingerir.

Y los días no señalados…

Los días entre celebración y celebración no te abandones y compensa tu dieta para que los excesos no te pasen factura. Prioriza beber mucha agua, infusiones que combatan la retención de líquidos como las de cola de caballo y opta por elaboraciones sencillas dándole prioridad a la verdura, el pescado y las carnes blancas.

Leticia Carrera, directora técnica del centro Felicidad Carrera y Máster en nutrición, recomienda tomar mucha verdura el resto de los días no señalados en el calendario. “Son ideales como primer plato de la comida, al horno, a la plancha, al vapor o en ensalada. Como postre recomiendo tomar papaya que facilita la digestión y además tiene excelentes propiedades.” Las cenas que recomienda Carrera para estos días son ligeras pero con gran valor nutricional. Su cena ideal sería un consomé y un plato principal de proteínas, un consejo que deberías copiar porque así podrás controlar muy fácilmente el peso y compensar los excesos de las comilonas navideñas.

Esos días también te recomendamos continuar tu actividad y tu rutina de ejercicio físico en la medida de lo posible, además de mantener tus horarios de comidas y de descanso. De esta manera te será mucho más fácil llegar a inaugurar el nuevo año sin tener pendiente como propósito ponerte a dieta porque no lo vas a necesitar. Y si no haz la prueba.

Fuente: Leer Artículo Completo