Eyeliner con pincel: trázalo fácil con estas claves

En lo que a maquillaje se refiere, hay veces que no resulta fácil o productos que requieren un poco más de destreza, pero nada como el trazado del eyeliner, a pesar de que llevamos desde que empezamos a maquillarnos haciéndolo y muchas temporadas prácticamente a diario. Pero la cosa se complica mucho más si queremos perfeccionarlo o conseguir otros resultados y nos vemos obligadas a cambiar de herramienta. Algo que ocurre con el eyeliner que se traza con pincel.

Se trata de un eyeliner líquido, en crema o en polvo que rasga perfectamente el ojo gracias al biselado o a lo fino que es el pincel. Pero es el más complicado en todos los sentidos, desde coger la cantidad de producto justo hasta conseguir trazar una línea recta sin tener un punto de apoyo o un grosor como ocurre con el lápiz o el rotulador.

“En el 70% de los casos es fruto de la impaciencia. Como consecuencia, generamos una sensación de desconfianza, nos frustramos y entramos en un bucle de torpeza irracional”, explica la maquilladora Cristina Lobato. Pero, además de ejercitar la paciencia, la experta recomienda los trucos para dominar el delineado.

Trucos paso a paso para un perfecto eyeliner

“Con un pincel biselado y un eyeliner en gel trazamos, con el ojo abierto, una línea en ángulo diagonal desde la línea de agua de las pestañas inferiores en dirección a la sien o a la ceja, dependiendo de la inclinación que más te guste. No te preocupes si la línea no es recta ni asimétrica con el otro ojo porque para eso hay una solución mágica que te enseñaré en el último paso”, aclara la maquilladora.

“Una vez hemos creado la cola del eyeliner, a continuación lo conectamos con el párpado y rellenamos hasta la mitad del mismo. En este punto ya está realizado la mitad del trabajo. Para terminar la otra mitad, comienza a maquillar desde el lagrimal. Partiendo desde el interior de la línea de agua marcamos hasta conectarlo con la línea que hemos trazado desde el centro del párpado hasta la cola del eyeliner“, indica.

“Para finalizar y pulir el trazo de la cola vamos a corregir de la siguiente forma: Humedecemos un pincel plano con agua micelar, lo apoyamos sobre la cola del eyeliner y deslizamos para corregir la inclinación y así hacer una línea totalmente recta, limpia y pulida”, concluye.




Fuente: Leer Artículo Completo