Aidan Turner es ‘Leonardo’, protagonista de la serie de La 1: “Estoy muy orgulloso del trabajo”

Aidan Turner vuelve a vestirse de época. Quien fuera el capitán Ross Poldark en las cinco temporadas de la serie que puedes ver en Movistar+, retrocede de finales del siglo XVIII al XV para interpretar a Leonardo da Vinci, una de las máximas figuras del Renacimiento en Leonardo, la ficción que La 1 estrena el jueves 3 de junio.

Creada por Frank Spotnitz (Expediente X, Devils) y Steve Thompson, y dirigida por Dan Percival (Persiguiendo a Jane Austen), Leonardo cuenta con un reparto estelar en el que, además del actor irlandés, encontramos a Giancarlo Giannini como su maestro Andrea del Verrocchio; Matilda De Angelis como Caterina de Cremona, su musa y amiga; el español Carlos Cuevas (Merlí, Cuéntame) como Salaì, aprendiz y amigo de confianza del artista y Freddie Highmore (The Good Doctor) como Stefano Giraldi, investigador encargado de desentrañar la muerte de Caterina, supuestamente envenenada por Leonardo.

TVE estrena el 3 de junio el primero de los 8 capítulos de una superproducción cuyo rodaje se convirtió en un reto por la pandemia. La serie empezó a grabar en diciembre de 2019 y paró en marzo por la crisis sanitaria mandando a todo el equipo a casa. Tres meses después, volvieron al trabajo con muchas medidas y cambiando sus planes. Todo para llevar a la pequeña pantalla una historia a medio camino entre la realidad y la ficción en la que por primera vez se presenta al artista como un hombre gay y que ha supuesto un gran reto para Aidan Turner quien, entre otras cosas, tuvo que aprender a ‘ser zurdo’.

Tras el éxito de ‘Poldark’, ¿Cuál fue la motivación para aceptar una nueva ficción de época?
Es un reto contar la historia de un hombre del que todo el mundo tiene opiniones. Aunque hay una o dos producciones sobre él con otros enfoques, lo que me gusta de ésta es que se contaba la historia desde el lado humano, la persona que estaba detrás del artista. Es un trabajo valiente y un gran reto. En cuanto a mi sí, es otro drama de época como Poldark, pero se trataba de Leonardo da Vinci y pensé que merecía la pena. Lo hice y estoy muy orgulloso del trabajo.

¿Cómo preparaste el personaje?
Tuve 8 semanas desde que me dieron el guion hasta que empezamos a grabar. Ensayamos mucho, hice varios cursos de arte durante un par de semanas para aprender a pintar, a mezclar pigmentos y cómo aplicarlos… Fue muy beneficioso, no aspiraba a convertirme en un artista pero sí me ayudó a entender mejor la técnica. Además, leí mucho sobre él: biografías, manuscritos y escritos de historiadores.

También fue muy importante el trabajo con diferentes departamentos como el de vestuario o peluquería. Intentamos buscar un equilibro para construir un personaje que encajase con la historia y conel guion.

¿Cuál fue el mayor desafío para ti? Quizá aprender a pintar y trabajar con la mano izquierda para interpretar a un zurdo…
Sí, Leonardo era zurdo y yo diestro así que tuve que practicar un poco (risas). El reto más grande al que te enfrentas en este tipo de producciones es estar preparado para todo: saltar de una escena a otra, de un episodio a otro a lo largo de los 6 meses de rodaje, con dos directores corriendo alrededor de los distintos sets, trabajar con otros actores, otros guionistas…

Tú también pintas como hobby. ¿Te ha ayudado a la hora de grabar?
Hice cursos para aprender distintas técnicas y cómo ejecutarlas. No es obligatorio para el actor saberlo porque lo puedes simular, pero ayuda conocer cómo hizo sus obras maestras, la cantidad de gente que estaba involucrada, los materiales que utilizó… Ayuda a hacerlo más realista. Teníamos artistas profesionales en el set que me daban pistas y me decían qué cosas hacía bien y cuáles no.

La serie toca el tema de la homosexualidad de Leonardo y la relación con Caterina de Cremona, su musa y amiga. ¿Cuánto hay de realidad y de ficción?
No está claro quién era Caterina, las referencias históricas se limitan a un trozo de papel en el que aparecía su nombre con otros cuatro o cinco. Nadie sabe quién fue esta persona pero los productores pensaron que podía ser un vehículo para contar la historia. La imaginación juega un papel muy importante en este tipo de series dramáticas y ayuda a introducir el personaje de Freddie Highmore, que interpreta a un detective que investiga su asesinato. Es ficción, no es un documental, si quieres saber su vida real puedes leer una biografía, nosotros pensamos contar la historia dando un toque imaginativo.

Carlos Cuevas interpreta a Silaì, aprendiz y amigo de confianza de Leonardo. ¿Cómo ha sido trabajar con él?
Nos llevamos muy bien. Es un actor brillante y, aunque se incorporó ya empezado el rodaje, tuvimos suerte porque antes de la pandemia pudimos salir, socializar, cenar, hablar… Fue muy distinto después porque en los tres últimos meses no pudimos hacer nada de esto. Carlos hizo un personaje increíble, creo que es su primera interpretación en inglés y ha hecho un trabajo brillante.

¿De qué manera afectó la pandemia al rodaje?
Fue complicado. Perdimos muchos lugares (iglesias, plazas) a los que íbamos a viajar en el Norte de Italia. No pudimos hacerlo, así que hubo que construir réplicas en un estudio.

Freddie Highmore ha rodado en nuestro país la película ‘Way Down’. ¿Te gustaría trabajar en España?
Nunca he trabajado en España pero me encantaría. Es un país increíble. He estado en Barcelona y me gustó mucho. Además, Carlos (Cuevas) es de ahí y tengo una invitación abierta para ir a verle cuando todo vuelva a la normalidad.

Fuente: Leer Artículo Completo