El vestido estampado más romántico del otoño es sostenible y lo ha diseñado Sara Carbonero

Es la primera vez que Slow Love, la firma creada hace cinco años por Sara Carbonero e Isabel Jiménez, se vende en tiendas físicas. Y ha sido gracias a Cortefiel, con una colección conjunta de ambas marcas que acaba de ver la luz y de la que ya hemos fichado nuestras prendas favoritas. Casi 70 piezas entre prendas y accesorios que presentaban ayer las dos periodistas de forma telemática en un acto en el que ellas mismas lucían algunos de sus diseños. Isabel Jiménez, que ya fue imagen de Cortefiel este verano pasado, lo hacía con un vestido de punto en color crudo, su favorito de toda la colección, según nos contaba ella misma; Sara, apostaba por un vestido boho largo con estampado de flores en tonos rosas y tostados que también parecía hecho para ella. Y lo era, porque todas las piezas han sido diseñadas por ellas junto a un equipo de Cortefiel: diseñaban, elegían tejidos e incluso ejercían de modelos para dar con el corte de vaqueros que mejor sentaba.

“Ha sido una alianza fácil, que ha surgido de forma natural, y en la que nos hemos sentido muy cómodas en todo momento, con toda la libertad para diseñar y proponer ideas. Un camino fácil ya que Slow Love y nosotras mismas tenemos mucho en común con los valores de la marca Cortefiel”, ha reconocido la periodista.

Y aunque, según reconoció también la propia Sara, las camisetas son sus prendas favoritas, no se ha podido resistir a este vestido tan romántico como otoñal de esta primera colección de Slow Love para Cortefiel.

Largo, con volumen en las mangas, escote cruzado, goma en la cintura y un volante en el bajo, se trata del vestido más romántico de la colección, con un fondo blanco roto con estampado de flores en unos tonos muy otoñales. Cuesta 89,99 euros y hay tallas disponibles desde la XS hasta la L. Es sostenible, como todas las prendas de la colección y está hecho con fibras recicladas. Una prenda que representa los valores de Slow Love, que son comunes a todo lo que hacen: la familia, el amor,el disfrute de la vida y el cuidado del medio ambiente.

La propia Sara explicaba en la presentación de la colección que no hay prendas de día o de noche y puso como ejemplo este vestido, que se puede llevar tanto de día con unas botas de ante en color marrón -así lo llevaba ella- o con unos zapatos de tacón para una cita de noche más especial.

Vestidos, camisetas de algodón orgánico, jerséis gustositos, vaqueros y abrigos envolventes son las prendas más destacadas de esta primera colección de Slow Love para Cortefiel que estamos seguras de que será un éxito de ventas.

Fuente: Leer Artículo Completo