Quién es Kamala Harris, la primera mujer negra candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos

La carrera por la presidencia de Estados Unidos sigue su curso y ayer fue el candidato demócrata el encargado de anunciar quién será su vicepresidente y mano derecha en la Casa Blanca. Joe Biden ha nombrado a Kamala Harris para ese puesto, convirtiéndose en la primera mujer negra y de ascendencia asiática que opta a la vicepresidencia de Estados Unidos. En caso de victoria, sería la primera mujer vicepresidenta del país.

“Tengo el gran honor de anunciar que escogí a @KamalaHarris, una valiente luchadora en defensa de los menos poderosos y una de las mejores funcionarias públicas del país como mi compañera en la carrera presidencial”, ha escrito Biden en Twitter. Biden ha querido también destacar como Harris se enfrentó a los grandes bancos, ayudó a los trabajadores y protegió a las mujeres y los niños de situaciones de abuso durante su etapa como fiscal general de California.

“Joe Biden es un líder que puede unir al pueblo estadounidense, porque ha pasado su vida luchando por él. Y como presidente, construirá un país que esté a la altura de nuestros ideales. Me siento honrada de unirme a él como candidata de nuestro partido a vicepresidenta, y hacer todo lo necesario para que @JoeBiden sea nuestro próximo comandante en jefe”, ha escrito Kamala Harris en su cuenta de Instagram.

Nacida en Oakland, California, Harris, de 55 años, es senadora por ese estado y tiene a sus espaldas una dilatada carrera como abogada. Conocida por sus ideas progresistas, es hija de padre jamaicano y madre india. Se especializó en Ciencia Política y Economía en la Universidad Howard para cursar después estudios en la Hastings College of the Law de la Universidad de California.

Harris se ha labrado una carrera de éxito primero como Fiscal de Distrito de San Francisco y después como Fiscal General de California, siendo la primera mujer en la historia del Estado en ocupar ese cargo. En 2017 se convirtió en senadora por California y fue rival de Biden en las primarias demócratas del pasado año. Su estilo combativo no ha dejado indiferente a nadie e incluso el propio Biden lo sufrió en sus carnes cuando Harris le recriminó su cercanía a la segregación escolar que imperaba en Estados Unidos, recordándole que gracias al programa que acabó con la segregación en los autobuses escolares públicos ella pudo ir a una escuela en la que previamente el 95% de los alumnos eran blancos.

Ahora, en la situación excepcional que vive el país, en medio de una pandemia y del movimiento Black Lives Matter, el candidato demócrata a la presidencia ha querido contar con ella para sumar esfuerzos y lograr la presidencia del país.




Fuente: Leer Artículo Completo