Las gimnastas de Alemania eligen maillots de cuerpo entero

Todos los focos están puestos sobre los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y en los primeros días de competición están demostrando ser el escenario perfecto en el que las deportistas están luchando contra la discriminación y la sexualización que vive la mujer en el mundo del deporte. Si hace unos días era la selección noruega de balonmano playa la que se negaba a seguir compitiendo en bikini (y recibía una multa por ello), ahora han sido las componentes del equipo femenino alemán de gimnasia las que han decidido dejar de usar los clásicos maillots apostando por una versión de cuerpo entero.

Las gimnastas alemanas optaron por un maillot rojo con detalles geométricos en blanco y negro y pedrería que, rompiendo con la normal habitual, cubría sus piernas por completo. “Queríamos mostrar que cada mujer, todo el mundo, debería poder decidir qué ponerse”, explicó la gimnasta alemana Elisabeth Seitza en declaraciones al Washington Post.

Su compañera Sarah Voss también quiso manifestar la importancia de decidir qué vestir durante una competición: “Las chicas tuvimos una gran influencia en esto. Los entrenadores también estaban muy interesados. Dijeron que querían que nos sintiéramos más seguras y cómodas en cualquier caso. Simplemente te hace sentir mejor y más cómoda”.

Las gimnastas reivindican así su derecho a elegir libremente y visibilizan la sexualización que impera en el mundo del deporte, donde ellas a menudo visten uniformes mucho más escuetos en tela que los de ellos. Esta no es la primera vez que las gimnastas apuestan por el maillot de cuerpo entero, pues ya lo hicieron durante el campeonato europeo celebrado en la ciudad suiza de Basilea el pasado mes de abril.

Voss explicó a la BBC que espera que las gimnastas que se sienten incómodas con los atuendos habituales se sientan envalentonadas para seguir su ejemplo. Una decisión que ha sido aplaudida en las redes sociales y que ha puesto sobre la mesa un tema que llevaba años latente en el mundo del deporte.




Fuente: Leer Artículo Completo