El anonimato de Banksy le puede hacer perder sus derechos

Hace dos años que la empresa de postales Full Color Black comenzó una batalla legal contra Banksy. Las obras de arte del artista anónimo se reprodujeron en las postales sin mencionar su autoría y se distribuyeron a la venta al público sin incluir derechos de autor.

La incertidumbre y el misterio que circula alrededor de la autoría del artista ha sido siempre uno de los mayores atractivos de su trabajo. Más allá de las originales y reivindicativas obras de arte que se pueden encontrar en las calles de diferentes ciudades del globo terráqueo, su anonimato es otro de los grandes valores añadidos del artista.

Pero ahora puede que este enigma juegue un factor decisivo en su contra. Esta semana la compañía de postales ganó la batalla legal argumentando que podía usar la imagen del mural ‘Flower Thrower’ que Banksy pintó en Jerusalén ya que es imposible identificar la identidad del propietario de la obra.

También la oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea ha manifestado que la decisión del artista de permanecer en el anonimato tiene como consecuencia que no se le pueda identificar como el dueño de las obras. “Banksy ha optado por permanecer en el anonimato, y en parte, pintar graffitis en la propiedad de otras personas sin su permiso, en lugar de pintarlos en lienzos o en su propia propiedad”.

En la sentencia de esta disputa legal, además, también se ha argumentado el desinterés del artista sobre sus derechos de autor ya que él mismo declaró hace años que “los derechos de autor eran para los perdedores“, llegando incluso a hacer que sus obras de arte fueran de uso y descarga libre.

Esta noticia aparece en la misma semana en la que los fanáticos de Banksy afirman que la persona que se esconde tras su figura es Neil Buchaman, presentador británico de Art Attack. ¿Será este el paso que empujará al artista a desvelar su identidad?




Fuente: Leer Artículo Completo