Sara Domenech nos ha enseñado cómo hacer 4 mascarillas caseras MEGA fáciles

Ahora que pasas tantas horas en casa es, más que nunca, el momento perfecto para empezar a cuidarte y mimarte mucho. Y no necesitas ninguna excusa ni que tu piel te lo pida a gritos, dedicarte unos minutitos al día te ayudará a desconectar y a cargar pilas para verlo todo con una actitud muy positiva. Y como no puedes salir de casa para ir a darte un masaje o a hacerte una limpieza, Sara Domenech -la chica que hace los tutoriales más top de Instagram y una de nuestras favoritas-, tiene el secreto para que puedas montarte el spa en casa.

De hecho, es bastante fácil. Además de "beber mucha agua para tener la piel súper hidratada" y de "crear un entorno súper relajado con velas aromáticas, música tranquila o un té" para hacer de este ratito un momento especial y de meditación, Sara apuesta todo a las mascarillas. Y, tranquila, no te preocupes si no tienes ninguna a mano, pues puedes hacer tus propias mascarillas efecto relajante y buena cara al instante con cosas o, mejor dicho, alimentos que, seguro, ya tienes.

Tan solo necesitas azúcar, aceite de oliva, miel, limón, huevos y media horita solo para ti.

Apunta, amiga:

Vaselina + azúcar -> Para unos labios perfectos

© Cortesía de Sara Domenech

Un exfoliante sencillo, rápido y muy efectivo; ideal para decir adiós a la piel muerta que se acumula en los labios (esos molestos pellejitos que aparecen cuando tienes la piel seca).

¿Cómo? Una vez hecha la mezcla, masajea haciendo pequeños círculos durante un par de minutos y retira con un pañuelo seco. MUY IMPORTANTE: no olvides volver a hidratártelos con vaselina.

Aceite de oliva + miel -> Para hidratar la piel:

© Cortesía de Sara Domenech

La mejor sustituta de tu crema hidratante de siempre y perfecta para conseguir una piel suave y brillante.

¿Cómo? Mezcla dos cucharadas de aceite de oliva con una de miel y aplica de forma uniforme sobre el cuerpo hasta cubrir todo con una fina capa. Deja actuar durante unos 30 minutos y retira con agua. CONSEJO: Si lo repites 2/3 veces por semana, tu piel parecerá otra. 

Zumo de limón + yema de huevo -> Para eliminar acné y puntos negros

© Cortesía de Sara Domenech

Una mascarilla efecto pilling ideal para eliminar imperfecciones y conseguir un efecto buena cara al segundo.

¿Cómo? Solo necesitas una yema de huevo y medio limón grande. Aplica la mezcla sobre el rostro evitando los ojos, deja actuar durante 20 minutos y retírala con agua tibia realizando pequeños movimientos circulares. IMPORTANTE: Al terminar, ponte tu crema hidratante de siempre.

Miel + azúcar moreno -> Para exfoliar el cuerpo

© Cortesía de Sara Domenech

Ideal para aportarle luminosidad a la piel y, sobre todo, para mantenerla limpia, suave y libre de impurezas.

¿Cómo? Mezcla dos cucharadas de azúcar moreno con dos de miel hasta crear una paste uniforme y aplica sobre el cuerpo realizando movimientos circulares y ascendentes. Después, retira con agua tibia e hidrata. CONSEJO: Si lo haces un día a la semana tu piel te lo agradecerá.

Y si quieres tener una experiencia súper completa, haz como Sara y "provecha para meditar lo que dura la mascarilla". Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán 🧘.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo