Piernas perfectas: todas los trucos para hacer en casa y mantener a raya celulitis, estrías y flacidez

Las piernas son, muchas veces, las grandes olvidadas de la rutina de belleza en invierno. Ocultas bajo los pantalones o protegidas del frío por las medias, damos prioridad al cuidado de otras partes del cuerpo y cuando el frío va tocando a su fin, nos acordamos de que es hora de empezar una rutina exprés para tenerlas listas para el verano.

Probablemente estos días de cuarentena estés aprovechando para cuidarte más que nunca y poner en marcha rituales de belleza que te relajan y te animan. Si es así, no te olvides de las piernas, pues aunque los tratamientos de cabina suelen ser la manera más eficaz de solucionar problemas como la celulitis, las estrías, las varices o la flacidez, en casa también se pueden poner en práctica una serie de consejos para tenerlas perfectas de cara al verano.

Carmen Navarro, experta en belleza y directora de los centros de belleza que llevan su nombre, nos da las claves para mejorar algunos de los problemas que más nos preocupan:

Celulitis

La ducha es el momento perfecto para combatir la piel de naranja: “Utiliza un guante de silicona y trabaja la zona. Te ayudará a combatir la retención de líquidos además de eliminar toxinas y células muertas. Y te aconsejo que incorpores gelatina como merienda o almuerzo. Los aminoácidos que contiene ayudan a la formación de tejido conectivo, que es el que se ve afectado por hormonas, falta de ejercicio, exceso de grasa y mala circulación”, explica Carmen.

Piernas hinchadas

Reducir la hinchazón de las piernas suele estar en nuestra lista de prioridades. Una manera sencilla y eficaz de reducir volumen son los masajes: “Mientras estás viendo tu serie favorita, masajea con unas gotas de aceite esencial de limón, naranja y lavanda en brazos, tobillos y piernas antes de irte a la cama, dará resultados además de proporcionarte una relajación absoluta. También puedes estimular la circulación venosa y linfática, regenerar y drenar con un aceite que contenga eucalitpo, niaoulí, limón y tomillo, y aceite de salvado de arroz”, apunta Navarro.

Grasa localizada

La grasa localizada es otro de los problemas de piernas que más preocupan. Y se puede atacar desde varios frentes, tal y como explica Carmen Navarro: “Puedes hervir jengibre y añade después el zumo de un limón y una cucharadita de miel. Conseguirás un buen quemagrasas. Tomar té verde es una buena costumbre, pues aumenta el gasto metabólico y ayuda a quemar grasa”. Como solución cosmética, los aceites drenantes que promueven la eliminación de líquidos son una buena alternativa.

Flacidez

Para paliar la flacidez, Carmen Navarro propone recurrir a un ingrediente que casi todas tenemos en casa: aloe vera. “Ten a mano siempre una planta y extra la pulpa de un tallo y frótala con movimientos circulares y ascendentes en las zonas de más flacidez. Su efecto tensor da buenos resultados”, explica. También ayuda utilizar fórmulas corporales reafirmantes que contengan colágeno y elastina.

Varices

Los problemas de circulación son el mayor enemigo para las varices. Para mejorar la circulación y desinflamar, puede funcionar “una infusión de té de castaño de indias, que ayuda a mejorar la circulación y a desinflamar. Y si te gusta el picante, recuerda que tiene grandes propiedades para descongestionar. Incluye pequeñas cantidades en tu dieta y notarás el resultado”, recomienda Carmen Navarro.




Fuente: Leer Artículo Completo