Dormir mejor es posible con este sencillo truco

Si te está quitando el sueño encontrar la manera de dormir mejor, deja de preocuparte y toma nota de los consejos que Andrew Huberman, neurobiólogo y oftalmólogo de la Universidad de medicina de Stanford, acaba de desvelar en base a unos interesantes estudios que lleva realizando desde hace ya varios años.

No es ningún secreto que mantener una rutina de sueño efectiva y completa (despertarnos en mitad de la noche rompe nuestro descanso de igual manera que el insomnio) es uno de los pilares fundamentales de la salud de cualquier persona. Adquirir unos hábitos de alimentación equilibrados, realizar actividad física moderada y encontrar un colchón y una almohada que se adapten a nuestro cuerpos son los consejos más extendidos y conocidos por todos. Sin embargo, ¿qué ocurre cuándo no funcionan?

En uno de los episodios de su serie de podcasts y videos llamada Huberman Lab, Andrew asegura que “lo que hacemos en la fase en la que nos estamos despertando determinará lo que pase cuando nos vayamos a dormir, la rapidez con la que conciliaremos el sueño y cómo nos sentiremos cuando nos despertemos a la mañana siguiente”.

Así pues, lo que Andrew aconseja es un hábito sumamente sencillo y que está alcance de cualquier persona: salir al exterior en la primera hora inmediatamente posterior a habernos despertado. Y aunque no lo creas, hay un motivo químico que explica por qué este pequeño gesto afectará a cómo duermas ese mismo día al llegar la noche.

“Durante las primeras horas de la mañana, se produce un aumento en nuestros niveles de cortisol que es la hormona responsable de que nos enfrentemos al día con energía y motivación. Combinada con los rayos del sol, se establece una reacción química que potencia su efecto. Pero lo que no sabe mucha gente es que nuestros niveles de cortisol son también los responsables de establecer la hora a la que hará su puesta en escena la melatonina, la hormona responsable de mandarnos a la cama y avisarnos de que estamos cansados y debemos irnos a dormir cuando llega la noche”, asegura el doctor Andrew Huberman.

Aunque si todavía te estás preguntando por qué debemos salir a que nos dé el sol a primera hora de la mañana, Huberman tiene la respuesta definitiva: “Las neuronas que controlan nuestros niveles de cortisol están en nuestros ojos y solo se activan si reciben la cantidad y calidad de luz necesarias. Cuando nos despertamos nuestros ojos están abiertos y si permanecemos en la oscuridad nuestros niveles de cortisol no aumentarán”.

Puedes descubrir más sobre el doctor Andrew Huberman y sus consejos para dormir mejor en este video.




Fuente: Leer Artículo Completo