‘Un día de lluvia en Nueva York’, la última de Woody Allen

Tiene Woody Allen un lío con Amazon por secuestro de película y una petición de 68 millones de dólares a la compañía. Amazon se dejó llevar por la locura ‘metoomentodo’ que desprecia los tribunales. En España se estrena ‘Un día de lluvia en Nueva York’ el 11 de octubre. No así en EE.UU. (tendrán que ir a México o Canadá como nosotros a Perpiñán). Hasta se perdona a Allen que la protagonice gente tan joven.

El cansino Timothée Chalamet y Elle Fanning, dos universitarios que van de visita a Nueva York y les llueve. Además, tienen otras aventuras. Desde el principio dieron esa escueta sinopsis como si se tratara de ‘Testigo de cargo’. Pero es una película de Woody Allen, lo que se espera de Woody Allen. Una trama sencilla y un resultado complejo. También están Jude Law, Selena Gomez, Diego Luna, Lev Schreiber o Rebecca Hall. Y en la fotografía, Vittorio Storaro. Qué pena, llegará un día cuando ya no podamos ir a ver la última de Woody Allen.

Churchill en 1.504 páginas

1.504 páginas tiene la nueva biografía de Churchill del historiador Andrew Roberts. El título es ‘Churchill. La biografía’ (Crítica), nada de originalidades. Se ha anunciado como la mejor biografía del político británico escrita por el mejor historiador militar británico. Y es cierto que ha accedido a documentos que ningún biógrafo había consultado antes. Así, los diarios privados de Jorge VI, que se reunía con él diariamente durante la guerra. Esa guerra que se entiende mucho mejor con la semblanza de un hombre que tanto protagonismo tuvo en la misma. Un recorrido que va desde su infancia hasta su declive. Desde su nacimiento en el palacio de Blenheim en 1874. “Mitad aristócrata inglés, mitad fullero americano”, decía el también primer ministro Harold McMillan de él.

A los 25 años había participado en guerras en cuatro continentes, incluyendo una carga de caballería y escaparse de un campo de prisioneros. Era corresponsal de guerra, escribió 37 libros (varias novelas), fue editor, un buen pintor, coleccionista de mariposas y, además, primer ministro en una época crucial de la historia. Casi un personaje de ficción.

Política desde el privilegio

El acuerdo millonario entre Ryan Murphy y Netflix ha dado como resultado ‘The Politician’. Tono cómico, exagerado y lleno de giros para la historia de Payton Hobart (Ben Platt), un joven adoptado por una familia rica que quiere ser presidente de Estados Unidos y, de momento, empieza presentándose al consejo de alumnos de su instituto en Santa Bárbara. Serie de instituto, de ricos, de cínicos, de personajes extravagantes (a Jessica Lange y Gwyneth Paltrow les ha tocado eso). Una cosa entre ‘Gossip Girl’ y ‘Jack & Bobby’.

Un reparto muy ‘ryanmurphinesco’ que incluye todo el espectro de la comunidad LGTBIQ. La política vista desde el privilegio de los ricos, nada de pulgosos que se echan a la calle. Las inquietudes de ese muchacho y sus analistas amigos son las de la vieja política. Aunque, por otro lado, Ryan Murphy se ría de las tonterías actuales, del feminismo de conveniencia o del veganismo como moda.

Lo que pesa la vergüenza

Es ‘Aves del paraíso’ (Nocturna), de Luisa Etxenique, un libro inclasificable, corto, de prosa a cachos, profundo dentro de su brevedad, ilustrado primorosamente por James Ellsworth. Un hombre llega a su casa y la policía lo interroga porque a los vecinos les parece un extraño, además de tener aspecto de vagabundo. En esa casa no hay nadie, pero a veces los cotillas de al lado o enfrente ven luz. Y nos preguntamos por qué Miguel, el dueño de esa casa vasca, ha vuelto después de mucho tiempo y con esa pinta. ¿Dónde están su mujer y su hijo? Con ella habla por teléfono, así que sabemos que existe. Las metafóricas aves lo sobrevuelan y los vecinos lo espían.

El lector tiene todas las incertidumbres, pero es llevado a través de una intriga que se despeja al final con un remate sorprendente. Miguel está bajo la commoción de la vergüenza. Por lo que ha hecho y por lo que no ha hecho. Y de fondo, el impacto del terrorismo vasco en la intimidad social y personal.

Fuente: Leer Artículo Completo