Todas las reacciones a la participación de Kiko Rivera en el especial de Cantora: de Raquel Bollo a Irene Rosales, su mujer, pasando por su tía Teresa. ¿A favor de Isabel Pantoja o de su hijo?

Con todos los documentos que acreditaban el relato inédito que estaba a punto de sacar a la luz, Kiko Rivera se presentó en el plató de ‘Cantora: una herencia envenenada’, el especial de Telecinco sobre la guerra que el DJ ha emprendido contra su madre, Isabel Pantoja. Y no se cortó. El artista puso sobre la mesa las cuentas, hipotecas, firmas en su nombre y demás argucias que la tonadillera habría realizado desde que él tenía dos años, engañándole hasta límites insospechados.

Kiko no se mordió la lengua. No quería dejarse nada en el tintero. Y no cabe duda que su participación en ese programa va a suponer un antes y un después para una Isabel que, aseguran desde su círculo más íntimo, está destrozada. Pero que, como su propio hijo verbalizó, en vez de coger el teléfono y llamarle, optó por contactar con ‘Hola’ para emitir un comunicado y por una charla con la periodista Paloma García Pelayo.

Él está muy dolido. Mucho. Dijo palabras muy gruesas dirigidas a esa madre por la que, hasta hace unos meses, sentía una adoración como no se habia visto antes en el universo del famoseo nacional. El contenido de todo lo que explicó durante las cuatro horas que duró ese especial ha generado una serie de reacciones que pasamos a exponer para que quede de manifiesto que la opinión pública se pone del lado de él de manera clara.

Empezando por una de las grandes amigas de Isabel: Raquel Bollo. A pesar de que esta parecía no querer mojarse en un asunto tan íntimo de la familia Pantoja, lo cierto es que acababa por hacerlo. Casi sin querer, la colaboradora televisiva en ‘Sábado Deluxe’. “Yo me volvería loca, no quisiera verme en su pellejo. A Kiko le adoro. Es muy complicado”, comenzaba de una manera muy comedida explicando a María Patiño.

Kiko, como hijo, se va a arrepentir”

raquel bollo

Pero terminaba por posicionarse con una frase que puede que vuelva a alejar a Raquel de Isabel, con quien ha tenido una relación llena de subidas y bajadas: “No digo con esto que Kiko Rivera se calle, solo que no gana ninguno”. Lo hacía tras haber manifestado: “Yo esto sería algo que, como madre, no haría con mis hijos en la vida, pero también sé que Kiko, como hijo, se va a arrepentir y ayer dijo cosas que sobraban. Esto puede traer cosas más graves más allá de lo sentimental. Me da miedo”.

No es la única de ese séquito cercano a Isabel que vemos en la pequeña pantalla día sí y día también. Luis Rollán también se pronunciaba al ser preguntado en ‘Viva la vida’. “Yo respeto a Kiko y su decisión, pero sí me da miedo las consecuencias a largo plazo. No te hablo a nivel legal, te hablo a nivel sentimental. Sinceramente, que se arregle, ojalá, pero yo lo veo muy difícil”, explicaba no sin antes haber dejado claro que, con este asunto y sabiendo el dolor que lleva arrastrando Rivera desde ese 2 de agosto que le hizo abrir los ojos, tiene “el corazón partío”.

Moralmente, yo no se lo haría esto a mi madre”

luis rollán

“Moralmente, yo no se lo haría esto a mi madre. Pero mi cabeza está impactada por lo que estaba viendo y en Cantora pensando en cómo estaría en ese momento… Entender en parte mucha de la decepción, pero creo que ha habido una falta de comunicación grandísima entre madre e hijo”, remataba Rollán, que parece navegar entre dos aguas por el cariño que tiene a ambos.

Obviamente, Irene Rosales, mujer de Kiko, salió en defensa de este en el mismo programa que Luis. “Él tiene muchísima preocupación. Yo intento que él tenga sus momentos para evadirse. Yodo el mundo le llama y él lo agradece y los mensajes. Ayer, cuando llegamos, le dije que si quería ver el ‘Deluxe’ y me dijo: ‘Irene, ahora mismo necesito evadirme’. Y nos pusimos a ver una película”, explicaba cómo lo había pasado el día siguiente a soltar las bombas que soltó.

Sabía con la familia que me casaba. Cuando yo empecé con Kiko era uno de mis miedos, que si llego a entrar en este mundo tenía que dar la cara”, se sinceraba ante sus compañeros, y remataba asegurando que ella no se iba a meter a dar más detalles, porque es un asunto que les compete a su marido y a su suegra.

“Me parece que tiene dos pares de narices ponerse en televisión y hablar como habló anoche, le admiro como sobrino y como persona. Una madre no hace eso. Él tenía sus razones, era muy pequeño, hacía lo que le decía la madre y punto, él no tenía culpa de nada”, era el mensaje que su tía, Teresa Rivera, le dejaba en el ‘Deluxe’. Tras años sin relación, ya dejó muy claro el hijo de esta, José Antonio Canales Rivera, que su madre estaría encantada de tener relación con él. Y estas palabras son la muestra clara de que no mentía.

Muy contundente ha sido Lolita Flores, que hay que recordar que tiene una enemistad con la Pantoja que viene de muy lejos (concretamente, de cuando la tonadillera se cruzó por medio de la historia de amor de Paquirri y la hija de Lola Flores). “El tiempo pone a cada uno en su sitio”, era la rotunda sentencia con la que la cantante no necesitaba decir más para que todo el mundo sepa qué se esconde tras sus palabras.

Un poco más extenso era el posicionamiento de Lourdes Montes, cuñada de Kiko, en una entrevista en ‘La Razón’ en la que era preguntada por el gran tema de estas semanas. Siempre es triste ver cómo una madre y uno hijo se llevan mal. “Siento mucho que Kiko esté pasando por este trance. No somos una familia piña, de las que se ven todos los días, pero cuando nos vemos, nos reímos mucho”, le lanzaba ese guiño desde la prensa.

Fuente: Leer Artículo Completo