¡Sopresa! Georgina Rodríguez también sabe cantar y lo demuestra en el primer programa de Mask Singer

Hace unas semanas Georgina Rodríguez protagononizó nuestra portada. Detrás del personaje mediático, hay mucho más, esa fue la sensación que nos transimitió el día que la entrevistamos: con la cabeza muy bien amueblada, sensata y polifacética, la modelo se convirtió en una de nuestras celebs favoritas al instante. Solo hizo falta una conversación con ella para adentrarnos en su mundo (el real, no el de Instagram). Y anoche, cuando descubrimos que ella era el primer personaje secreto en Mask Singer no pudimos contener la emoción. Las listas de posibles personajes encabezaban a Cristina Pedroche o Tamara Falcó, sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Ataviada con un traje de león y cantanto de forma melodiosa (al César lo que es del César), Georgina protagonizó una de las actuaciones más comentadas del programa. Nadie se esperaba ese outcome y cuando decimos nadie, es NADIE. Pero, ¿por qué tanta conmoción?

https://www.instagram.com/p/CHL7bUfCi-R/

Mask Singer es un programa que juega con el espectador en todo momento manteniendo la atención segundo a segundo. El quid de la cuestión no es quién se encuentra debajo del disfraz (aunque para los más impacientes, sí), sino como el hilo del programa juega contigo hasta el final: parpadear o ir al baño se convierte en un sacrilegio por si pierdes algún detalle. Como por ejemplo, qué había deabjo del disfraz de león.

“¡Georginaaaaaaaaaaaaaaaa! ¡Fantasía!”, calamaba Arturo Valls al descubrir que la primera invitada de la noche era la pareja de Cristiano. Lo cierto es que no hay palabra mejor para descirbir el momento (aunque “delirio” también habría sido acertada) y es que, las pistas no presagiaban que la invitada era Georgina Rodríguez para nada nada.

Seguro que alguna vez has jugado al “adivina quién soy”, pues bien, Mask Singer lleva el juego a otro nievel: un stage en prime time, elevado, lleno de brillos y personajes del mundillo (como Los Javis) que le dan ese caché al programa que hace tiempo no veíamos. Noventa minutos de adivinanzas (terminó a una hora más que europea para seguir con la nueva vida que llevamos ahora) que tuvieron algún traspiés, pero fueron el entretenimiento que demenda la televisión en estos momentos. Conversaciones con la familia, apuestas en los grupos de WhatsApp, redes sociales alborotadas: una construcción infalible que se ha convertido el hashtag insdiscutible de los miércoles por la noche. La presencia de Malú después de tener a su primer hijo con Albert Rivera, suponemos, también ayuda al mood.

¿Mantendrán el nivel durante todos los programas? Solo el tiempo dirá, pero la clave aquí es la sorpresa: en este caso, de las que nos hacen gracia. Que de las otras, ya hemos tenido suficientes…

https://www.instagram.com/p/CHMAAsKC6ZA/
Fuente: Leer Artículo Completo