Paz Padilla pone de los nervios a su hija con su ‘juguetito’

  • Paz Padilla se emociona con las palabras de Mª Teresa Campos.
  • Anna ha sido el apoyo incondicional de la presentadora en sus momentos más difíciles.

    Paz Padilla ha encontrado un nuevo (y extraño) aliado con el que gastar bromas en casa: su irrigador dental. Si hay algo a lo que la presentadora siempre se ha agarrado en los momentos más duros de su vida, eso es el humor. Es su filosofía de vida. Y la muestra está en que su primer libro llevará por título ‘El humor de mi vida’, en él habla sobre el proceso que tuvo que pasar para poder aceptar el fallecimiento de su marido, Antonio Juan Vidal, y afrontar los duros momentos que tuvo que vivir junto a él durante su enfermedad. Y también en las bromas que ponen de los nervios a su hija, Anna Ferrer Padilla.

    El humor forma parte de su día a día y así lo muestra en sus redes sociales. Aunque, a veces, tanta guasa solo le hagan gracia a ella. El último entretenimiento de Paz Padilla es usar su irrigador dental para mojar a su hija, Anna. En las imágenes que ha compartido en sus Stories, se ve a la presentadora entrando en la habitación de su hija con su ‘juguete’ en la mano, listo para ‘actuar’.

    Anna, viendo lo que se avecina, le dice: “¿Me vas a echar agua, verdad?”. Y en ese momento Paz empieza a mojar a su hija. Ella le tira lo que tiene en las manos, pero la humorista no para.

    Sin poder aguantar la risa, momentos después, Paz ha explicado que con lo que ha mojado a su hija es lo que usa para enjuagar los dientes. Consciente de que a Anna no le había hecho ninguna gracia, mientras reía por su ‘maldad’, la presentadora decía: “¡Qué mala soy! La he mojado entera”.

    Incluso sus mascotas estuvieron a punto de ser ‘víctimas’ de Paz y les señalo con el irrigador, pero finalmente dijo: “No, a vosotros no os lo hago”.

    Parece que la cosa no quedará así. Sólo podemos decirle a Paz que se preparare porque Anna ha compartido también un Stories en el que avisa: “Esto es la guerra”.

    Fuente: Leer Artículo Completo