Oscars 2021: ¿Cómo será la gala? Sin Zoom, múltiples presentadores, estilo cinematográfico…

  • Los Oscars 2021 se celebrarán la madrugada del 26 de abril en España, y lo harán sin videollamadas, en un espacio al aire libre y con algunos presentadores de excepción.
  • Todos los nominados a los Oscars 2021

    Los Oscars 2021 serán lo más diferentes y excepcionales de su historia. Y eso que, hace poco más de un año, la surcoreana ‘Parásitos’ revolucionó la historia de los galardones y marcó un nuevo rumbo para su futuro. Parece que la Academia de Hollywood está en un constante proceso de reinvención y supervivencia, y este año, marcado por la pandemia del Covid-19 en todo el mundo, volverá a ponerles a prueba. ¿Conseguirán sacar adelante su gala más complicada?

    Desde luego, lo que pretenden es sorprender al público alejándose de los ejemplos que hemos visto desde septiembre de 2020, desde los Emmys hasta los más recientes Globos de Oro y BAFTAs. No, los Oscars no serán un festival de videollamadas de Zoom, sino que buscarán “lo cinematográfico” y la presencialidad para celebrar su cita más importante del año. Repasamos todo lo que sabemos de cómo será la ceremonia.

    Los presentadores de la gala (en plural)

    En efecto, por tercer año consecutivo, los Oscars no tendrán presentador oficial. Jimmy Kimmel fue el último en ostentar este puesto, en la gala de 2018, pero parece que esta consolidada tradición de las galas de premios ha pasado a mejor vida. En cambio, sí habrá un buen número de estrellas que se pasarán por el escenario para anunciar a los nominados y ganadores de los premios.

    Según ha informado la Academia de Hollywood, los presentadores incluirán a Angela Bassett, Halle Berry, Bong Joon-Ho, Don Cheadle, Bryan Cranston, Laura Dern, Harrison Ford, Regina King, Marlee Matlin, Rita Moreno, Joaquin Phoenix, Brad Pitt, Reese Witherspoon, Renée Zellweger y Zendaya.

    El estilo de la gala: “Que parezca una película”

    Este año, de modo excepcional, la ceremonia se llevará a cabo al aire libre en un patio en el centro ferroviario Union Station en Los Ángeles. Según los organizadores de la gala, Glenn Weiss, Jesse Collins, Stacey Sher y Steven Soderbergh, también habrá algunos “elementos adicionales para el espectáculo” transmitidos en vivo desde el Dolby Theatre, que es el lugar donde tradicionalmente se celebra la ceremonia. En un comunicado, los productores aseguraron que quieren que la gala “parezca una película, no un programa de televisión. Esto posiblemente se traslade en números musicales desde el Dolby y otras sorpresas.

    En declaraciones a EW, la Academia declaró que este años están decididos a presentar unos Oscar como nunca se han visto, al tiempo que priorizan la salud pública y la seguridad de todos los que participarán. Esto implicará la creación de un “espectáculo en persona que nuestra audiencia global quiere ver, mientras se adapta a los requisitos de la pandemia“.

    Una gala sin Zoom

    Los Oscars no se andan con tonterías. Se han retrasado, se han alargado, han ampliado la diversidad de los académicos en todos los aspectos… No son unos premios más y ni este año ni cualquier otro van a ser como las demás galas. En los Oscar no se conectará por Zoom tal y como lo hicieron los Emmy, los Globos de Oro o los Goya. En los Oscar si quieres ir, vas. Sí, está más difícil y complicado que nunca pero… Son los Oscar.

    Ese parece que es el razonamiento de una Academia que, por temor a las conexiones defectuosas y, claro está, por forzar a los participantes a acudir realmente, ha decidido no hacer conexiones en directo. Parece contraproducente que sí puedan pensar en aceptar discursos de agradecimiento pregrabados. Más vale una conexión defectuosa y emocionante tras ganar un premio que un discurso pregrabado, sin conocer el resultado, fingiendo algo que todavía no ha pasado. Al menos en cuanto a espectáculo televisivo.

    Pero no olvidemos que en la madrugada española del próximo 26 de abril la gala se retransmitirá en directo a nada menos que 225 países. Al contrario que en otras ediciones, como la del año pasado donde competían veteranos como Martin Scorsese, Quentin Tarantino o Sam Mendes, esta edición está repleta de nuevas caras y más diversidad. Una efeméride que la Academia cree que empujará a un mayor esfuerzo de los nominados por asistir, como asegura Variety: Es su primera nominación, y puede que nunca haya otra.

    Sin embargo, como recuerda Digital Spy, los gastos de desplazamiento y hospedaje corren a cargo de los nominados y teniendo en cuenta los días de cuarentena obligatorios y análisis, el incremento hace que sea todavía más difícil apostar por ello en pequeñas producciones. Debido a las críticas por esta decisión de no aceptar videollamadas, la Academia anunció a finales de marzo (sin más detalles) que habilitarán espacios físicos en otras ciudades como Londres para que los nominados puedan asistir en persona.

    Pero eso no soluciona todos los problemas. por ejemplo, los rodajes burbuja que impedirán que cualquier miembro de la industria que esté involucrado en un rodaje no pueda acudir por las normativas de cuarentena de la producción. El 26 de abril descubriremos si la arriesgada apuesta de los Oscar sin Zoom en tiempos de pandemia es un éxito, o un fracaso. Recordemos que la gala viene, además, de continuados años de descenso de audiencia.

    Vía: Fotogramas ES

    Fuente: Leer Artículo Completo