‘Mientras dure la guerra’, la nueva de Alejandro Amenábar

La última película de Alejandro Amenábar se podría haber subtitulado ‘La que se avecina’. Porque ‘Mientras dure la guerra’ ya tenía partidarios y detractores antes de estrenarse. Sobre todo cuando Amenábar, en una entrevista de promoción, había dicho que “la España actual es la que ideó Franco: flota aún como un fantasma“. Se abre la trinchera, elija sitio. El conflicto personal de Unamuno (Karra Elejalde) en los primeros momentos de la Guerra Civil, la estrategia de Franco, la reconstrucción del episodio en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, el enfrentamiento con Millán Astray… Y Carmen Polo (fue ella quien sacó a Unamuno y lo llevó a su coche para alejarlo de falangistas y legionarios exaltados). Por si acaso quieren elegir bando, mejor ver ‘Mientras dure la guerra’, que en cosas pequeñas, sigue.

La escritora de la escoba

Si se publica (aunque se reedite) un libro de Shirley Jackson, se habla del libro de Shirley Jackson. Minúscula ha recuperado ‘La maldición de Hill House’. Solo afear que en la portada haya una especie de sello con Netflix en rojo donde se dice “la novela que inspiró la serie de Netflix”. En todo caso, para maniáticos siempre estará la edición de Valdemar. Los que la tengan. ‘La maldición de Hill House’, anterior a ‘Siempre hemos vivido en el castillo’, es una de las principales novelas de terror del siglo XX. Shirley Jackson (1916-1965) tenía unos 500 libros sobre ocultismo y sabía utilizar la ‘ouija’ y el tarot. En la novela cuenta el experimento del antropólogo y doctor en filosofía John Montague, experto en las perturbaciones psíquicas de las casas encantadas. Alquila la siniestra Hill House y contrata ayudantes para tomar notas de cualquier fenómeno paranormal que detecten. Y empieza la fiesta. Ya saben que Shirley Jackson no escribe con pluma sino con un palo de escoba.

Regreso a Neptune

‘Veronica Mars’, creación de Rob Thomas, nunca fue una serie de éxito masivo, ni en Estados Unidos ni en España, pero siempre tuvo fieles fidelísimos que la convirtieron en eso que tontamente se llama serie de culto (tontamente porque se le aplica a cualquier cosa). El empeño de los ‘fans’ llegó al extremo de financiar la película. Hulu decidió hacer una cuarta temporada de la ficción con ocho capítulos que se vio en EE.UU. en julio. Verónica Mars (Kristen Bell) ya no es una adolescente.

Vuelve a Neptune, el pueblo donde vivía cuando sí lo era, e investiga una explosión. En la historia también se incluyen un congresista y un cártel mexicano. Sale Kristen Bell y también Enrico Colantoni (su padre), Francis Capra y Percy Daggs III (Piojo y Wallace) y Jason Dohring (Logan, el novio eterno). Después de la incertidumbre, TNT anunció que la emitiría semanalmente. Y a partir del 15 de octubre tendremos a Veronica Mars, la chica que investigaba. Serie de adolescentes de instituto que se mezclaba con la ficción negra y el sarcasmo. Entonces resolvió el asesinato de su mejor amiga, interpretada por Amanda Seyfried, a la que entonces nadie conocía.

Nacer con libros debajo del brazo

Eduardo Halfon (Guatemala, 1971) habló a Andrés Trapiello de su familia judía. Y de Lodz, Sachsenhausen, Auschwitz y de un boxeador polaco. “Ustedes, los judíos, nacen con una novela ya escrita bajo el brazo”, le dijo Trapiello. ‘El boxeador polaco’ había sido publicada en 2008 por Pre-Textos y ahora la rescata Libros del Asteroide en la versión concebida por el autor (se incluye ‘La pirueta’). Un conjunto de relatos donde un abuelo polaco cuenta la historia del número que lleva tatuado en el antebrazo.

También aparecen un pianista serbio, un joven indígena maya, una hippie israelí o un viejo académico reivindicando la importancia del humor. La de Halfon es una literatura diferente sin caer en vacías modernidades. Hilvana los relatos de manera, al principio, imperceptible, yendo por dónde no imaginas. Uno de los más brillantes ejemplos de la literatura hispanoamericana actual.

Fuente: Leer Artículo Completo