María José Campanario, con un nuevo look, defiende su matrimonio junto a Jesulín de Ubrique

María José Campanario fue ingresada en el hospital el pasado mes de julio por una recaída de fibromialgia, la enfermedad que lleva 14 años impidiéndole llevar una vida normal por los fuertes dolores que padece. Ya recuperada y haciendo su vida en la Costa Brava, concretamente en la localidad de Calella, lejos de Jesulín de Ubrique y sus hijos que residen en Cádiz, la Campanario ha sido captada por las cámaras de ‘Viva la vida’ con una nueva imagen de lo más favorecida.

Ésta ha intentado mantenerse lejos del foco mediático pero no dudado en mostrarse sonriente y feliz ante el programa con una nueva imagen de lo más favorecedora provocada por una piel más bronceada y una melena rubia con un tono más claro del habitual. Atrás ha dejado la peor etapa de su enfermedad y está dispuesta a relucir el lado positvo de su vida: “¿Que cómo estoy? ¿No me ves?”, bromeaba.

Pero Maria José no solo ha confirmado su buen estado de salud tras su último ingreso en el hospital, también ha aprovechado para acallar los rumores sobre una supuesta ruptura con Jesulín ahora que no residen en la misma ciudad. “Llevamos 18 años en crisis, lo habéis repasado una y otra vez. Así que ya no no me importa lo que digan”.

Además ha admitido que la distancia no es ningún problema para ellos y que lo llevan bien: “¿Cuánta gente en este país se va fuera a trabajar? Es que no entiendo por qué lo preguntáis, lo llevo muy bien”, declaraba antes de entrar en el portal de su domicilio.

Fuente: Leer Artículo Completo