Los condes de Osorno reaparecen una semana después de su enlace

El mes de mayo de 2021 quedará marcado para siempre en el calendario de Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini. Los recién casados han viajado a Sevilla para celebrar este sábado el bautismo de su sobrina, la hija de los duques de Huéscar. Los condes de Osorno han asistido al bautizo de Rosario Fitz-James Stuart. El primer acontecimiento familiar de la Casa de Alba al que asisten como marido y mujer.Como no, todos los ojos estaban puestos en ellos. Y ya han comenzado a preguntarse cuándo tendrán descendencia. Una pregunta a la que Belén Corsini ha respondido con un “ya me estáis presionando” a los periodistas.

Y es que, la pareja de recién casados aún no ha podido celebrar ni su luna de miel, ya que han decidido posponerla una semana para poder estar presentes en la celebración familiar que ha tenido lugar este 29 de mayo en Sevilla, la ciudad favorita de la recordada duquesa de Alba. La capital andaluza ha acogido el bautizo de la primera hija de los duques de Huéscar, que han esperado a que se levantasen la restricciones para poder celebrar este acontecimiento en el mismo lugar en el que su padre Fernando Fitz-James Stuart lo hizo 30 años atrás. Muy cerca del palacio de Dueñas, la familia al completo, con la ausencia de Cayetano Martínez de Irujo se ha citado en la parroquía de San Román de Sevilla.

Los Condes de Osorno han posado de lo más sonrientes en las puertas de este templo tan especial para la familia. Para la ocasión, Belén Corsini se ha decantado por un vestido con estampado de flores en tonos rosas y azules de largo midi con el que estaba realmente espectacular.


Fuente: Leer Artículo Completo