Lo que todos queremos saber de Cayetana Álvarez de Toledo: su vida amorosa, su amiga reina, su título de marquesa..

Su destitución como portavoz del grupo parlamentario del Partido Popular la ha convertido, una vez más, en la protagonista de todas las conversaciones. Cayetana Álvarez de Toledo domina a la perfección todos los resortes de atracción y de la atención, no en vano ha trabajado durante muchos años en medios de comunicación. Sin embargo, su vida privada ha quedado convenientemente eclipsada por sus potentes manifestaciones públicas, milimétricamente diseñadas para elevar el tono de su figura pública por encima de los demás.

Merece la pena recoger lo que sí se sabe de su trayectoria sentimental, su vida laboral y estudiantil o sus amigos, pues nos permite tener una imagen más completa y compleja de la política más polémica de las dos últimas legislaturas. Un modelo posible de liderazgo femenino que no termina de encajar en la política española.

Cayetana Álvarez de Toledo nació en Madrid hace 45 años, pero tiene un fuerte acento argentino porque se crio en Buenos Aires (tiene nacionalidad argentina, francesa y española). Su padre fue Juan Illán Álvarez de Toledo y Giraud, francés, y su madre es Patricia Peralta-Ramos y Madero, hija de Alfredo Peralta Ramos de Tezanos Pinto y Angélica Madero Esteves, una familia de la alta sociedad argentina, emparentada con descendientes de quienes fundaron las ciudades de Mar del Plata y de Córdoba.

Nadie de la familia de Cayetana está arraigada en España: su biografía desvela más ligazón con Reino Unido que con España y ella misma ha contado que el el colegio le decían que era “distinta, la inglesa”. De hecho, no solició la nacionalidad española hasta los 34, pues lo requería el nombramiento como diputada del PP:

Álvarez de Toledo estudió en una exclusiva escuela inglesa en Buenos Aires, en el colegio Northlands, y se licenció en Historia Moderna en Oxford. En su etapa de doctorado (hizo su tesis sobre el obispo Juan de Palafox, virrey de Nueva España), conoció al que sería su marido, el conde Joaquín Güell Ampuero (de los condes de Güell, una de las familias más poderosas de Cataluña), conocido como Joaco, ex novio de Inés Sastre y primo de Ágatha Ruiz de la Prada por vía materna.

Se casaron el 20 de octubre de 2001 se casó en el Real Monasterio de Pedralbes y tuvieron dos hijas: Cayetana y Flavia. Joaco ha formado parte de importantes consejos de administración, entre ellos el del grupo editorial Recoletos, propietario de periódico El Mundo, donde Cayetana comenzó a trabajar al año de casarse. La pareja decidió divorciarse en 2018, tras 17 años de casados. Desde 2015, Joaquín Güell Ampuero es director en Londres del fondo de capital riesgo Investindustrial.

Desde la muerte de su padre en 2012, combatiente en Normandía y luego empresario naviero millonario, Cayetana Álvarez de Toledo es marquesa de Casa Fuerte, título que no interesó a sus hermanos por no tener ninguna relación con España. Según el relato de Ágatha Ruiz de la Prada, fue la diseñadora la que comenzó a presentarle a personas relevantes del panorama social español, incluido su por aquel entonces marido Pedro J. Ramírez, que la fichó como analista de ‘El Mundo’.

Trabajó de periodista en distintos medios hasta 2006, cuando fichó como jefa del gabinete de Ángel Acebes. Preguntada sobre la personalidad de Álvarez de Toledo, Ruiz de la Prada comentó a la revista ‘Vanity Fair’: “Es inteligentísima, pero brutal con las mujeres. Tiene cero empatía con ellas. Y claro, subestimar a la mitad de tu electorado…”.

La vida fuera de la política de Cayetana Álvarez de Toledo es una auténtica incógnita. Solo conocemos a sus amistades célebres, las que en alguna ocasión han salido en su defensa, como el escrito Mario Vargas Llosa y su compañera sentimental, la ‘socialite’ Isabel Preysler. Además, la aún diputada del PP ha presumido de su buena amistad con la reina Máxima de Holanda, íntima amiga de su hermana Tristana y con la que coincidió en el colegio Northlands.

Su vida sentimental parece transcurrir por la misma discreción: la periodista Pilar Eyre desveló en 2019 que Álvarez de Toledo mantiene una relación amorosa con el escritor y analista político Arcadi Espada, de 62 años, pero no se ha conseguido ninguna foto de la pareja ni han comentado la naturaleza de su relación.

View this post on Instagram

Esta entrevista ha llegado a mi esta noche. Ni sabía quién era este tipo ni sabía de la repercusión de la misma. Este ser es lo que no se debe ser cuando se es humano. Y es vivo ejemplo de la incongruente tendencia de sociedad destinada al caos en la que nos encontramos. Y lo peor es que tiene cabida en televisión al alcance de mentes aburridas sin contenido que acepten este discurso. Yo me bajo de este tren, Amigos. Este tipo de pensamientos son abominables. Dios nos proteja porque está visto que entre nosotros no tenemos nada que hacer. Educaré a mis hijas en el Amor, la tolerancia y el derecho a vivir por y para la Felicidad de los seres humanos. Mientras yo viva, ellas estarán a salvo de este tipo de discursos ciegos, vacíos y destructivos. "Señor" #arcadiespada mi atención y consideración la ha perdido para siempre y me alegro mucho de no haberle conocido antes.

A post shared by A L E J A N D R O V E G A (@alejandrovega75) on

Sí que se les ha visto juntos en algunas citas políticas y toreras. Por ejemplo, Cayetana Álvarez de Toledo y Arcadi Espada asistieron, en junio de 2019, a la corrida de José Tomás en Granada, donde se comportaron como cualquier pareja, según las crónicas. En diciembre se vieron en Bilbao, en un mitin del PP: Además, la ha defendido apasionadamente en alguna columna de ‘El Mundo’ de sus enemigos políticos.

Algunos de los que han escrito tras encuentros sociales con la rubia política hablan de un trato extremadamente delicado, que nada tiene que ver con las agresivas formas que luce en política. De hecho, sus ‘comentadores’ afirman que su sensibilidad está más cerca de Ciudadanos que de Vox, a pesar de lo que sus maneras de halcón puedan parecer. Su futuro está por escribir, pero su patrimonio sí ha sido publicado: 400.000 euros en el banco, dos pisos en propiedad (en Madrid y Francia), y la mitad de un piso en Argentina y una finca en Toledo.

Fuente: Leer Artículo Completo