La venganza de un exrepresentante de Camilo Sesto

Cuando se cumplen tres meses de la muerte de Camilo Sesto, los problemas para su heredero, Camilo Blanes Ornelas, no dejan de sucederse. Y es que, con la muerte del cantante, su hijo no solo heredaba lo bueno —más de ocho millones de euros—, sino las supuestas deudas que haya podido dejar el cantante en vida.

Y es que, Miguel Ángel de Ruz, quien fuera mánager de zona del cantante para una gira americana, pretende reclamarle a su hijo y heredero casi 600.000 euros en concepto de comisiones por una gira que Ruz y su socio organizaron en 2008 y 2009 por varios países de Hispanoamérica y cuyas comisiones nunca le fueron canceladas.

El 12 de enero de 2013, seis personas —Rubén del Castillo, Mircea Rus, Maximiliano David Moya, José Manuel Saiz, Jonatan Hernández y Roberto Sevilla— irrumpieron en la casa del cantante en Torrelodones. Durante las cuatro horas que duró el asalto, le amordazaron y lo amenazaron con objetos punzantes. Fue meses después, en julio de 2014, cuando se dictó sentencia contra los ladrones por el Juzgado de lo Penal número 9 de Madrid. Rubén y Mircea fueron condenados a dos años de prisión y el resto a 18 meses. Sin embargo, en este punto empezó la pesadilla para Miguel Ángel de Ruz, quien fue acusado, por los implicados en el suceso, de ser el inductor del robo que sufrió el artista.

Siete años después, y al no presentarse la acusación particular por parte del heredero, Ruz ha sido absuelto, después de celebrarse un juicio en el Juzgado de lo Penal número 9 en Madrid. En la sentencia, con fecha de 18 de noviembre de 2019, y a la que ha tenido acceso Hoy Corazón, se señala que la jueza “absuelve a Miguel Ángel de Ruz Raez como inductor del delito de robo con fuerza en casa habilitada por el que fue acusado por el Ministerio Fiscal. Según el Ministerio Fiscal, en el mes de diciembre de 2012, el acusado, actuando con ánimo de lucro y venganza debido a los problemas profesionales que había tenido con Camilo Sesto, propuso a Rubén del Castillo llevar a cabo una sustracción en la vivienda del cantante en Torrelodones, facilitando en las reuniones mantenidas con los autores materiales del delito un plano del citado inmueble, información relativa al personal que trabajaba en la misma y horarios y ubicación de dos cajas fuertes y dinero en efectivo que allí encontraría”. En la misma sentencia se ha demostrado que el único fin de los dos asaltantes en implicar a Ruz en el robo era el de reducir su condena.

“Han sido siete años terribles. He llegado a sufrir un infarto. No ha sido fácil saber que tenía que ir a juicio por algo de lo que sabes que no eres culpable. Yo tenía una vida laboral estupenda antes de conocer a Camilo y durante estos años me destruyeron”, ha confesado Miguel Ángel de Ruz a esta publicación.

Un millonario desembolso

Una vez finalizado este juicio penal que ha durado siete años, el exrepresentante, que ya no tiene relación con el que fuera su socio, pretende reclamarle a ‘Camilín’ unas supuestas comisiones en concepto de una gira de conciertos que organizó para Camilo Sesto en Latinoamérica en los años 2008 y 2009. Así nos explica Miguel Ángel el comienzo de esta historia: “Cristóbal Hueto, entonces administrador de Camilo, con muy buen hacer nos pidió a mí y a mi entonces socio, Pedro Rodríguez, que le organizáramos a Camilo una gira por Latinoamérica porque tenía deudas y le iban a embargar. Esta iba a ser su gira de despedida, puesto que en ese momento la voz de Camilo ya no era la de antes. Fue su mejor gira, tuvo a su disposición los mejores técnicos y equipos. Estuvimos en Miami, México, Venezuela, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Chile, Ecuador y se obtuvieron unas ganancias de casi 2 millones de euros”, confiesa. El problema, según Ruz, vino “cuando no le fueron abonados sus correspondientes honorarios, que entonces ascendían a casi medio millón de euros”. El ex representante explica que “el proceso está en el Supremo en estos momentos, que está haciendo una tasación. Durante estos años ha sido mucho el dinero que he perdido en abogados y solo quiero lo que me corresponde”.

La otra versión de la historia

Puestos en contacto con la otra parte, nos encontramos que la historia no es tal y como la relata Ruz. Según el entrono legal del desaparecido Camilo Sesto, este juicio que comenzó en 2010 por reclamación de cantidades ya fue juzgado. “La demanda en contra de Camilo Sesto y su sociedad fue desestimada en el juzgado de primera instancia número 3 de Collado Villaba. Luego, ellos recurrieron en apelación en la Audiencia Provincial, sección 20 y la sentencia de fecha 25 de enero de 2016 admitió parcialmente el recurso condenado a ambos demandados al pago de 7.500 euros más intereses legales. Pedro Luis Rodríguez-Almeida, que fue quien interpuso la demanda, recurrió al Supremo que ratificó la sentencia de la Audiencia Provincial”, ha explicado el letrado, y ha añadido: “Ahora mismo el único proceso abierto en este caso es la reclamación de las costas de ejecución provisional que está en manos de la Audiencia provincial. Pero en ningún caso es viable la reclamación de esos 600.000 euros”, afirma.

Por otra parte, Ruz manifestaba a ‘Hoy Corazón’ su intención de negociar con el hijo del cantante para no llegar a un supuesto juicio que, visto lo visto, no es viable, ya que, entre otras cosas, en caso de que Ruz quisiera interponer una nueva demanda, al haber pasado más de diez años, estaría prescrita.

Por otra parte, Cristóbal Hueto, al ser consultado por este medio, afirma que “es absolutamente mentira. Este señor solo fue un colaborador más en esa gira. Quedó demostrado en un juicio que Camilo no les debía absolutamente nada. ¡Que muestre los ingresos la empresa que tenía entonces, Central Unitaria. Es una mentira más!”.

Fuente: Leer Artículo Completo