Kiko Rivera, en apuros económicos

Kiko Rivera está en horas bajas profesionalmente hablando. Al cierre de Hoyo, su local de Sevilla por decisión propia y siguiendo los consejos del Gobierno debido a las restricciones del coronavirus y a la falta de trabajo, se le suma un nuevo tema jurídico.

Hace unos días, el hijo de Isabel Pantoja presentó en el Juzgado de Sevilla una querella por la comisión de los presuntos delitos de estafa así como publicidad engañosa contra unas personas que el pasado 20 de agosto fijaron mediante artificio informático desconocido un anuncio falso en la red social Facebook y en su página oficial.

Hay que recordar que el delito de publicidad engañosa está castigado en España con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses. A lo que habría que sumar la pena por un presunto delito de estafa. En dicha querella a la que ha tenido acceso este medio se solicita además una indemnización de carácter patrimonial para el hijo de la cantante a determinar por el juez. En dicho anuncio, que puede verse en la conocida red social, aparece la imagen de Kiko Rivera sujetando un cartel en el que dice: “Este año quiero compartir la felicidad con 20 ganadores, que recibirán 1.000 euros cada uno. Felicitaciones a las personas seleccionadas que acabo de agregar como amigos”.

En la querella, la abogada de Kiko Rivera, Cynthia Ruiz, asegura que: “Nuestro representado no ha intervenido en nada relativo a este anuncio, y desconoce quien ha podido fijarlo en su página oficial”.

Ante esta situación, Kiko Rivera no oculta que atraviesa una situación económica complicada a raíz de la pandemia. Como otros empresarios y artistas, el hijo de Isabel Pantoja ha compartido en su Instagram que ha tenido que solicitar una ayuda al Gobierno. ¿Cuánto dinero gana el hijo de la tonadillera cada mes? “Siempre he sido un gastador y ahora me arrepiento de ello. Ahora no tengo problema en decirlo. Sólo estoy ingresando 700 euros al mes, que es lo que me da el Estado, pero sigo teniendo los mismos gastos de siempre. Es una locura. No hay derecho” afirmaba Kiko hace unos meses.

Kiko Rivera sigue atravesando apuros económicos. A esos 700 euros solo se le suma las colaboraciones televisivas de su mujer, Irene Rosales. Sin embargo, el hijo de Isabel Pantoja ha preferido rechazar el poco trabajo que le ha salido este verano para proteger a su familia: “Me han llamado para trabajar este verano pero he dicho que no. Ni lo voy a hacer este año. Por precaución no me compensa. Todo el dinero que me puedan dar no me compensa a que yo se lo pueda transmitir a mi familia… Mis hijas son pequeñas, mi abuela mayor. No me puedo meter en jaleos de esos, ya vendrán tiempos mejores. Que cada uno esté con su conciencia como quiera. Hay que adaptarse”. Así lo ha contado Kiko Rivera en sus redes sociales hace unos días.

Fuente: Leer Artículo Completo