Kiko Matamoros confiesa que la relación con su hija Anita está rota

La relación de Kiko Matamoros con sus hijos no siempre ha sido buena. Unas veces ha tenido conflictos con unos; otras, con el resto. Ahora, mientras parece que ha retomado la buena senda con Diego (de no ser así, su nuera, Carla Barber, no se habría ofrecido a realizarle su último y comentado retoque estético), con quien no tiene trato es con Anita.

Era él mismo quien así lo confesaba este martes tras haber sido intervenido para quitarse la vesícula un día antes. La única hija que tuvo durante su matrimonio con Makoke, no le llamó tras la operación para interesarse por el resultado de la misma, pero la razón no era otra que el hecho de que la relación está completamente rota.

No sabe nada de mi estado de salud, por lo menos por mi parte”

“No sabe nada de mi estado de salud, por lo menos por mi parte”, comenzaba Matamoros antes de sentenciar con rotundidad: “No tengo relación con ella, ya lo dijo su madre y lo corroboro yo”. Kiko añadía a esta confesión en directo en ‘Sálvame’: “Mi hija tiene suficiente personalidad para administrar sus emociones y sus sentimientos, no me paro en lo que haya hecho la madre, me da igual, mis relaciones con mi hija tienen que ser con mi hija“.

Había llamado la atención que, mientras que su padre estaba en el hospital, pasando el postoperatorio, ella celebraba su cumpleaños sin esconderlo en las redes sociales. Llamativo si tenemos en cuenta aquellos tiempos no tan lejanos en los que su padre viajaba a Milán, ciudad en la que la joven estudiaba, para estar con ella. El punto y final con la madre de Anita, provocó un tsunami en el que la relación padre-hija ha quedado muy tocada.

Fuente: Leer Artículo Completo