Irene Rosales se refugia en los buenos momentos vividos hace un año

Cuando hace un año entró en la casa de ‘GH Dúo’ como pareja de su marido, Kiko Rivera, pocos se imaginaban que Irene Rosales daría tanto juego y se convertiría en un personaje público con entidad propia más allá de ser ‘la mujer de’. Ella no dudó en señalar que entraban al ‘reality’ por un motivo meramente económico, y esa sinceridad le hizo entrar con buen pie.

Irene fue consciente, semana a semana, que su figura de cara a la audiencia iba en aumento. Llegó a la recta final del concurso (y eso que sufrió un aborto dentro de la casa que le obligó a salir durante unas horas) y, a su salida, comprobó que el público le había cogido cariño. Tanto, que ‘Viva la vida’ decidió contratarla como colaboradora.

En medio de una nueva polémica de Kiko, al ser visto con una rubia saliendo de una furgoneta y entrando en un hotel en A Coruña, Irene ha querido echar la vista atrás. Parece que le quiere restar a esa ‘pillada’, asegurando que esa joven va a recibir una demanda. Pero mientras, ha decidido recordar aquellos tiempos felices en Guadalix de la Sierra y todo lo que supuso para ella.

Ha sido en sus ‘stories’ donde, junto a un ‘collage’ de imágenes’, ha escrito: “Hace un año nos embarcamos en una de las experiencias más bonitas. Y lo mejor que me he llevado de estos tres meses sois todos vosotros, porque me habéis podido conocer y yo he recibido vuestro cariño. Gracias”.

Y añade: “Gracias ‘Gran Hermano’ por la oportunidad que nos disteis de vivirlo y formar parte de la familia #GH”. Unas palabras con las que conmemorar ese primer aniversario del principio de una vida nueva para ella de cara a la galería.


Fuente: Leer Artículo Completo