Harry y Meghan quieren bautizar a Lilibet en Windsor

Ha pasado más de un año desde la última vez que Meghan Markle pisó tierras británicas, concretamente desde el 7 de marzo de 2020, momento en el que los duques de Sussex hicieron su última aparición como miembros de la Familia Real británica. Pero todo hace indicar que su regreso podría tener lugar en apenas unas semanas y para una cita muy significativa: el bautizo de la pequeña Lilibet.

A pesar de las últimas polémicas y de los constantes rumores sobre la mala relación que existe en la actualidad entre el hijo menor de Lady Di y su abuela, la Reina de Inglaterra, parece que el matrimonio estaría organizando un bautizo para Lilibet como el celebrado en honor a su hermano Archie, en el Castillo de Windsor.

La información era desvelada este mismo fin de semana por una fuente cercana a la Familia Real británica al portal Daily Mail ante la sorpresa de los ciudadanos de Reino Unido, así como el resto de fanáticos de la realeza. “Están felices de esperar hasta que las circunstancias lo permitan”, explicaba haciendo referencia al día en el que tendría lugar la ceremonia.

https://www.instagram.com/p/CPyfkVRpjnj

A post shared by Archewell by Harry and Meghan (@archewell_hm)

Cabe recordar que la segunda hija de los duques de Sussex tan solo tiene un mes y medio de vida, era el pasado 4 de junio cuando anunciaban su nacimiento, y tomando como referencia que el protocolo real no marca fechas exactas para llevar a cabo el bautizo, este todavía podría demorarse un tiempo.

Por el momento se desconocen más detalles sobre el bautizo de Lilibet, aunque esta misma fuente afirmaba que el príncipe Harry ya habría informado en su último viaje a Reino Unido sobre el interés que tanto él como Markle tenían por llevar a cabo esta celebración con la compañía de la Reina y en un lugar tan significativo para ellos.




Fuente: Leer Artículo Completo