Estela Grande, expulsada de ‘GH VIP 7’, insulta a Kiko Jiménez en plató

Teniendo en cuenta que, nada más conocerse su nombre como concursante de ‘GH VIP 7’ las redes comenzaron a tildarla de “mueble”, no está nada mal que Estela Grande se haya quedado a las puertas de la final. La mujer de Diego Matamoros se convirtió en la nueva expulsada en la noche de ayer, y demostró, ya en plató, que no es parte del mobiliario de ningún sitio.

Pero vayamos poco a poco. Estela se medía a Adara Molinero (que está a punto de encontrarse esa corona que perdió hace tiempo Sofía Suescun como reina de los ‘realties’). La audiencia fue clara y la mandó de vuelta a su casa, con todas las diferencias que tenga lidiar con su marido, con el 65,9% de los votos.

“Estoy bien. Me quedo con lo último que viví, que es que le pude agarrar la mano a Diego. Me quedo con lo que he aprendido de mí misma en la casa”, decía nada más saber que tenía que coger sus maletas. Y lanzaba un piropo a quien se ha convertido en su soporte en los últimos compases de su concurso: “Me quedo con Alba. Quiero que gane ella“. Depende de cómo se mire, y teniendo en cuenta que el público la ha mandado a la calle, no sabemos si le hace flaco favor a la modelo.

Lo mejor estaba por llegar. Estela hizo su entrada por medio del pantallón de los estudios de Mediaset España. Ni miró a Kiko Jiménez. No le saludó. Y claro, con el tonteo que han tenido en Guadalix de la Sierra, cuanto menos, llamativo era. Jordi González reparaba en el gesto y ella era contundente, ya sí dirigiéndose directamente al de Linares: “Me faltó tu sinceridad”.

Y ya sabemos que el otrora pareja de Gloria Camila Ortega y hoy compañero de viaje de Sofía Suescun, no se calla ni por recomendación del médico: “Tu marido te describió una realidad paralela. Me ha decepcionado tu actitud desde que tu marido fue a la casa. Ha hecho polígrafos, pregúntate qué ha hecho tu pareja hablando de la mía”.

No fue largo su discurso, pero a la modelo le bastaron un puñado de palabras bien colocadas para dar la estocada a aquel en quien creía que podía confiar: “Kiko, eres un mierda. He sentido una tristeza enorme. Yo, Kiko, me hubiese cortado la mano por ti en este concurso”.

Estela tuvo que hacer frente no solo a la actitud de Kiko y Sofía, que se le echaron encima y se llevaron un ‘zasca’ en forma de pregunta por parte de Diego: “¿Tenéis el mismo comportamiento con la poli?“. Golpe bajo. Estela también vio los vídeos en los que su suegro, Kiko Matamoros, instaba a Diego a que se separara de ella.

Diego fue muy claro. Sin dar más explicaciones, era tajante: “Con mi mujer donde tengo que hablar es en la intimidad“. Ella, estaba de acuerdo. Fin de la historia.

Y ya no hay más nominados. Solo finalistas. En femenino. Por primera vez, las cuatro personas que alcanzan la final son mujeres. El premio se lo disputarán Mila Ximénez, Alba Carrillo, Adara Molinero y Noemí Salazar.

Fuente: Leer Artículo Completo