El hijo de Camilo Sesto da la cara para decir que su madre exagera sobre su salud y sus problemas

Hace diez días, era la revista ‘Hoy Corazón’ la que ofrecía unas declaraciones de Lourdes Ornelas, madre de Camilín Blanes, único hijo y heredero universal del cantante Camilo Sesto, en las que mostraba la preocupación por la salud de su hijo. El joven, al que se le han conocido problemas en el pasado, habría recaído tras perder a su padre, y su madre tan solo pretendía lanzar un mensaje de ayuda para él.

Sin embargo, a Camilín no le debe de haber hecho gracia. Lo decimos porque, a pesar de que las palabras que ha pronunciado desde que pisara España a primeros de septiembre se pueden contar con los dedos de una mano, este fin de semana decidían hablar en ‘Viva la vida’ para quitarse ese halo de preocupación que había construido su madre.

El programa de Telecinco se encontraba con él mientras este paseaba por las calles de Torrelodones, la localidad madrileña donde está el chalé de Camilo en el que se ha instalado el joven, ya que es parte de esa jugosa herencia que le pertenece. “Estoy bien, tengo días malos, como todo el mundo, pero bien en el fondo”, comenzaba, dando muestras de que no le apetecía hacer una gran alocución.

De salud estoy bien, nunca se había muerto de mi alrededor y encima es mi padre. Nunca me había pasado y era mi padre…”, explicaba, dejando caer que, si no está normal como antes de esta pérdida, es tan solo por el ‘shock’ en el que aún se encuentra por la muerte de alguien tan cercano (en consanguineidad, porque hacía bastante tiempo que no se hablaban) como lo es un padre.

“Me ha dejado una serie de principios y valores, además de otras cosas”, relataba antes de reflexionar sobre qué hará y qué no con todo ese dinero que le ha dejado el artista de Alcoy: “No creo que me compre un yate ni nada por el estilo. Voy a seguir siendo productivo artísticamente o como sea, no he perdido mi rumbo”:

El joven sostiene que está completamente “sobrio”, a pesar de que “he salido mucho pero nunca ha pasado esto”. Y le lanza un mensaje a su madre que acaba con una especie de perdón, a su manera: “No sé por qué mi madre dice eso. Mi madre es como es, exagera a lo mejor algunas cosas y da entrevistas sobre ello. Pero… un beso mama, te quiero igualmente, no te preocupes”.

Estas declaraciones llegan días después de que Camilín haya denunciado el robo de algunos objetos personales de su padre. Entre ellos, relojes y joyas, como las alianzas de boda de los padres del cantante, de las que no se desprendía. Una acusación que al administrador y albacea de Sesto le huele mal.

Fuente: Leer Artículo Completo