Eddie Murphy: un ‘buen samaritano’ con una prostituta en el coche

Lleva tres años sin estrenar película y la última, ‘Mr. Church’, fue un auténtico fracaso. Tuvo un presupuesto ridículo: unos siete millones de euros y no llegó a los 600.000 de recaudación. Antes de eso, en 2013, intentó convertir uno de sus grandes éxitos, ‘Superdetective en Hollywood’, en serie de televisión y rodaron un capítulo piloto, pero la cadena ni siquiera llegó a emitirlo.

Con esto queremos decir, que la vuelta de Eddie Murphy parece un milagro. Lo hace además por partida doble. O triple. Primero estrena este sábado (siete de septiembre) película en el Festival de Toronto. Se llama ‘Yo soy Dolemite’ y la produce Netflix. Con esta misma cadena ha firmado un contrato de 60 millones de euros para grabar una serie de monólogos, y hasta va a volver al programa ‘Saturday Night Live’ que fue el que le lanzó a la fama.

Quizá en esta segunda oportunidad gestione mejor su vida privada, y evite escándalos como el de 1997 cuando le pillaron con una transexual que ejercía la prostitución, en su coche. A ella la detuvieron, mientras que él se libró y no tuvo que pasar por el mismo trago que Hugh Grant cuando le sorprendieron en una situación similar. “No hice nada incorrecto. Estaba intentando ser un buen samaritano”, dijo Eddie. Explicó que no podía dormir, y que salió a dar una vuelta. Vio a alguien que podía estar en apuros, se acercó a preguntar y ella le pidió que le diera una vuelta en coche.

La relación con la ex Spice Mel B, sí que le llevó ante los tribunales. Les presentó una amiga y según la cantante: “Hubo electricidad entre nosotros. A la media hora ya estábamos cogiéndonos la mano”. Y a los tres días, a un estudio de tatuajes para que el nombre de ambos quedara marcado bajo la piel del otro. Ella se quedó embarazada, y ya estaban hablando de boda cuando le vio a él en televisión diciendo: “Yo no sé de quien es ese niño hasta que nazca y le hagan las pruebas”.

Mel B. contestó: “No me siento humillada. Creo que el único que se humilla a sí mismo es Eddie”. Todo esto en solo cinco meses de relación. Y la niña, en efecto, era suya. Después vino la productora Tracey Edmonds. Se casaron el 1 de enero de 2008 en Bora Bora, y el 16 emitieron un comunicado en el que aseguraban que después de pensarlo bien, iban a olvidar lo que había pasado y dejaban la ceremonia como algo simbólico.

Hay otros nueve hijos, además del de Mel B, de cuatro mujeres distintas. Posaron todos por primera vez las últimas navidades. La modelo Nicole Mitchell es la madre de cinco de ellos. Estuvieron juntos 17 años. Él tuvo otros dos niños, en 1989 y 1990, con dos novias distintas: Paulette McNeely, de la que apenas se sabe nada, y Tamara Hood Johnson. Su actual pareja es otra modelo, Paige Butcher, 18 años más joven que él y con la que ha sido padre dos veces. ¿Les parece poco? Pues añádanle un discreto romance con Whitney Houston en los 80, y la isla privada que tiene en las Bahamas. Pagó por ella 13 millones de euros en 2007.

Fuente: Leer Artículo Completo