Dennis Quaid, infidelidades, cocaína y errores médicos

Se llama Laura Savoie, estudia en la Universidad de Texas, tiene 26 años y Dennis Quaid le ha pedido que se case con él. “Fue un poco espontáneo, una sorpresa muy grande”, ha explicado el actor a Extra. Y acto seguido se ha contradicho a sí mismo y ha reconocido: “Tenía el anillo en mi bolsillo. Lo llevaba planeando desde hace un mes y medio”. Desde luego quien no se lo esperaba era ella. De hecho, en ese momento se estaba haciendo un selfie y al ver la sortija se cayó al suelo. Un gran comienzo para esta nueva fase de la relación.

¿Cuándo empezaron? No está claro pero deben llevar unos cinco o como mucho seis meses, porque les pillaron por primera vez a mediados de mayo cuando se supone que él seguía con la modelo Santa Auzina. Con esta última, por cierto, empezó solo dos meses después de divorciarse de su tercera mujer, la agente inmobiliaria Kimberly Buffington.

Aunque si por algo es recordado el actor es por su segundo matrimonio con Meg Ryan. Juntos formaron una de las grande parejas de los 90. Al menos, esa era la imagen que proyectaban porque de puertas para dentro la realidad era muy distinta. Él sentía unos grandes celos profesionales de ella: “Cuando nos conocimos, yo era más importante. Luego sentí como si desapareciera. No me daba cuenta de que era muy pequeño, pero lo era”. El problema de Ryan era otro, tal y como contó años después: “Dennis no me fue fiel durante mucho tiempo. Eso resultó muy doloroso, y descubrí mucho más después de divorciarme”.

Y sin embargo, siempre se culpó a la actriz de la ruptura por el romance que tuvo con Russell Crowe mientras rodaban ‘Prueba de vida’. Eso, de hecho, terminó de dinamitar el matrimonio y se llevó también por delante la carrera de ella, que dejó de resultar creíble como reina de la comedia romántica.

Antes, Quaid estuvo casado seis años con otra actriz, P. J. Soles, y tuvo un grave problema con la cocaína durante los 80. Hasta dos gramos diarios llegó a consumir. “Tuve una de esas experiencias en las que vi la luz, me vi a mí mismo muerto y perdiendo todo por lo que había luchado, así que ingresé en un centro de desintoxicación”, ha dicho el actor sobre esa etapa.

Tras el divorcio de Meg Ryan, mantuvo algunos romances sonados. Con Andie MacDowell, por ejemplo, o con la modelo de Playboy y actriz Shanna Moakler. Su tercer matrimonio, con Kimberly Buffington, duró 12 años y tuvieron dos hijos juntos. Aunque la relación debió ser bastante complicada. Más que nada por las dos veces que anunciaron su separación, y que incluso presentaron los papeles en el juzgado, para más tarde reconciliarse.

Hubo otro hecho desgraciado: en 2007 y con apenas días, los gemelos de la pareja estuvieron a punto de morir al recibir una dosis de anticoagulante 1.000 veces mayor de lo que les correspondía. Los bebés, por suerte, se salvaron, pero Quaid inició a partir de entonces una batalla contra los errores médicos produciendo documentales, presentando demandas, etc.

Fuente: Leer Artículo Completo