Carmen Sevilla, la novia de España: todos los secretos de su biografía

Cantante, actriz, presentadora… sus ovejitas, su ‘cuponsito’, sus simpáticos despistes… están en la memoria de todos. María del Carmen García Galisteo, conocida como Carmen Sevilla, una de las artistas más queridas de España que ahora vive alejada de la vida pública cumple 90 años y repasamos su biografía. ¡Muchas felicidades!

Carmen Sevilla es una de las artistas más queridas de España. Guapa, simpática, flamenca, graciosa y con mucho arte. Con motivo de su 90 cumpleaños hacemos un recorrido por su vida.

Jovial y alegre, así era ella hasta que el Alzheimer llegó a su vida. Todavía reconoce y recuerda sus películas y, aunque ahora por su delicado estado de salud se encuentra fuera de la vida pública, todos la recordamos con su sonrisa pícara y su nariz respingona, cuya belleza sureña hizo estragos entre el género masculino.

Carmen es la mediana de tres hermanos, Antonio y José. Su padre, Antonio García, se ganaba la vida de contable y como autor de letras de canciones que interpretaron, entre otras, Imperio Argentina y Estrellita Castro.

Su madre, Florentina Galisteo, era ama de casa y como clásica mamá de artista ejerció de percherona de su hija.

El abuelo paterno de Carmen, don José García Rubino, fue un reconocido periodista gaditano.

María del Carmen García Galisteo, conocida artísticamente como Carmen Sevilla, nació el 16 de octubre de 1930. Ha sido actriz, cantante, bailarina y presentadora de televisión española.

Desde pequeña sintió una gran pasión por la música y el baile. Con sólo trece años debutó en público como bailarina en la prestigiosa compañía de Estrellita Castro, con el espectáculo ‘Rapsodia española’ junto a Paquita Rico y Ana Esmeralda. Siguió trabajando muy duro y llegó a formar parte de las compañías del Príncipe Gitano y de Paco Reyes.

Muy jovencita empezó a dar sus primeros pasos en el mundo del cine, pues debutó en la gran pantalla a los 17 años con un pequeño papel en la película ‘Serenata Española’.

En 1950 ya fue la protagonista en ‘Jalisco canta en Sevilla’, junto Jorge Negrete, el ídolo mexicano, un macho egocentrista que ante la avalancha de fans hispanas a su llegada a Madrid para promocionar el filme preguntó si en España no existían hombres. A Negrete le dio calabazas la ‘novia de España’, o sea, Carmen.

Carmen Sevilla y Luis Mariano, en la imagen en una escena de la película ‘Violetas imperiales’, una coproducción hispanofrancesa dirigida por Fernand Janisse y estrenada el 12 de diciembre de 1952. Luis Mariano fue uno de los grandes amores de Carmen, aunque él era homosexual, los dos vivieron una pequeña historia de amor.

Si en el suelo patrio hubo artista con pretendientes de postín y peticiones matrimoniales ésa fue Carmen.

A principios de los años 60 viajó a Cuba. Dejó a un novio en Madrid, de apellido Yuste, que le escribía encendidas cartas de amor que nunca le llegaron porque iban dirigidas a Carmen García Galisteo, y por su nombre y apellidos reales no la conocía nadie, de ahí que fueran devueltas.

Mantuvo un noviazgo de cinco años de sólo cogerse las manos con el empresario valenciano Ricardo Fuster. Le tiraron los tejos Sinatra, Yul Brynner, Trujillo Jr., hijo del dictador dominicano, el play boy Porfirio Rubirosa, Carlos Estela, dueño de una cadena de radio y televisión, Pancho Lococa, empresario teatral argentino, Raf Vallone y Lucho Gatica, por citar unos pocos conocidos.

Dio calabazas al famoso torero Carlos Arruza, al rey de la opereta, Luis Mariano y al actor cómico Mario Moreno ‘Cantinflas’. Todo ellos, excepto Luis Mariano acompañaban sus cortejos con valiosas joyas, que Carmen devolvía.

En la imagen, la actriz con Alberto Closas, con el que protagonizó la pelicula ‘Fierecilla Indomable’.

Todos los galanes de la época estaban enamorados de la, por aquel entonces, novia de España. Entonces, se cruzaría en su camino Agusto Algueró, un apuesto joven compositor que le conquistaría por sus dotes con el piano y por su buen vestir. Sería un amor a primera vista.

“Estuve liada con medio mundo y España entera sin acostarme con nadie”, ha reconocido, y también que sus únicos amores han sido el torero Carlos Arruza, a quien rechazó porque le impedía continuar con su carrera y sus dos maridos: Augusto Algueró y Vicente Patuel.

Carmen, tan seria, tan tradicional, como Dios manda en las mujeres de su época ofreció su virginidad a su primer marido, Augusto Algueró, cuando Carmen contaba ya con 30 años.

El amor entre Carmen y Algueró concluiría en una gran boda celebrada el 23 de febrero de 1961 en el Pilar en Zaragoza. Estaba previsto que accedieran a la basílica todos los que quisieran, pero al final hubo que restringir la entrada.

Carmen llevaba un traje de Pertegaz, y el menú del banquete, celebrado en el Hostal del Ciervo, tenía trucha del río Ara y cordero de Bujaralo.

Carmen Sevilla, junto al bailarín Antonio, fueron los padrinos de esta niña, Rosario Flores. El bautizo del tercer hijo de Lola Flores se celebró en la parroquia de la Concepción, de Madrid, el 11 de noviembre de 1963. Tras ser madrina se convertiría en madre.

El 4 de julio de 1964 vendría al mundo el primer y único hijo de Carmen y Agusto. Agusto Algueró Sevilla fue un niño muy deseado por la pareja y tendría una infancia muy feliz.

En la imagen, Carmen Sevilla y Augusto Algueró en una de sus actuaciones juntos, en ella cantaba la famosa canción ‘Estando contigo’, que más tarde popularizaría Marisol.

Augusto y Carmen acabarían divorciándose en el año 1974. Un año antes, Carmen ya vivía con Vicente Patuel -legalizaron su situación en 1985- , un adinerado empresario de salas cinematográficas, que vendió todo su patrimonio para instalarse con ella en una finca en Herrera del duque (Extremadura), donde se dedicaron a la cría de ovejas y otras labores agrícolas.

El divorcio no les supuso un obstáculo para mantener una relación cordial. En la imagen, Carmen Sevilla y Agusto Algueró junto a su único hijo.

Tras 11 años de noviazgo, Carmen contraería matrimonio con el empresario Vicente Patuel el 5 de septiembre de 1985 en los juzgados de Arcos de Jerez de la Frontera.

El banquete se celebraría en el palacio cortijo del descendiente del duque de Ahumada. Fue una boda que se vivió con tanto secretismo que el hijo de Carmen no pudo estar presente el día del enlace.

Carmen Sevilla tuvo muchas ofertas para grabar en América. En la imagen, Carmen Sevilla junto a Charlton Heston en una de las escenas de ‘Marco Antonio y Cleopatra’ (1972). Se trata de una de las películas con más repercusión internacional protagonizada por la actriz.

En la imagen, una escena de la película ‘Nosotros los decentes’ en la que aparecen Carmen Sevilla y José Luis López Vázquez. A mediados de los años setenta, para adaptarse a los cambios del cine español, la artista interpretó papeles más dramáticos y ligeramente eróticos.

En 1990 Carmen volvería a la televisión con el programa ‘Telecupón’. El espacio viviría su momento de mayor audiencia junto a la actriz y su compañero Agustín Bravo. La actriz aceptó su reincorporación en televisión ya que en esos momentos no pasaba por una buena situación económica.

En la imagen, Carmen posa junto a sus famosas ovejitas en la Finca Patuel. La finca, más que alegrías, le dio tristezas, puesto que Carmen acarreó muchas dudas con esta compra.

Carmen trabajó junto a su gran amigo Manolo Escobar, otro de los iconos nacionales que nos ha dejado. Con el cantante apadrinó a nuevos artistas en el programa ‘Mañana serán estrelllas’, el primer talent show de Telecinco, presentado por Leticia Sabater.

“Mañana serán estrellas” era un programa muy divertido. Así posaban los dos padrinos, Manolo Escobar y Carmen Sevilla, junto a la presentadora, una joven Leticia Sabater.

Aunque su vuelta a la televisión fue toda una alegría, la muerte de Vicente Patuel, su segundo marido, fue un momento muy trágico para ella.

El matrimonio conversaba tranquilamente, cuando pidió un vaso de agua a la empleada “al notar que le faltaba la respiración y se sentía mareado”. Inmediatamente fue avisada una ambulancia, que tardó en llegar 20 minutos a la finca de Herrera del Duque (Badajoz), cuando ya había fallecido el marido de la popular actriz y presentadora, quien “se desesperaba con su marido entre los brazos”.

Patuel falleció a los 68 años el 24 de abril del 2000.

Tras perder a su marido, Carmen se refugió en el trabajo. La presentadora vivió uno de sus mejores momentos profesionales al frente del magazine ‘Cine de Barrio’.

Carmen comenzó en el programa en enero de 2004 tras un polémico traspaso de poderes de José Manuel Parada, el primer presentador del contenedor cinematográfico.

En la imagen, Carmen Sevilla junto a José Manuel Parada. Los dos fueron presentadores del magazine ‘Cine de Barrio’.

Carmen pasó momentos muy buenos en ‘Cine de Barrio’, uno de ellos fue la celebración de su setenta y cinco cumpleaños junto María Isbert y Juan Carlos Cerezo.

Carmen, en la imagen, posa junto a Inés Ballester, periodista que le acompañó durante un tiempo en el programa. La relación entre ellas no era muy buena, ya que al parecer Carmen tenía miedo de que Inés le quitase el puesto.

Finalmente la que sustituiría a Carmen sería su amiga Concha Velasco. Esta imagen pertenece al día en el que Carmen se despidió del programa para dar paso a una nueva etapa con Concha Velasco al frente al magazine.

Los olvidos de la sevillana, cada vez más frecuentes, le hicieron tener que abandonar ‘Cine de Barrio’ en diciembre de 2010.

La actriz, en el año 2005, participó en la II edición del concurso televisivo presentado por Anne Igartiburu, ‘¡Mira quién baila!’. La actriz no tuvo mucha suerte en su participación ya que fue la segunda eliminada. En esta edición se alzaría como ganador el cantante David Civera.

Fue el Festival de cine de Málaga del año 2007 el que nos dejó esta imagen. Sara Montiel, en palabras de Carmen Sevilla “la más grande del cine español”, recoge el Premio a la Película de Oro por ‘El último cuplé’ (1957), de Juan de Orduña con motivo de su 50 aniversario.

Aunque estaban divorciados, tenía un hijo en común, y Carmen lloró la muerte de su primer marido, Augusto Algueró. El compositor falleció en debido a una parada cardiorespiratoria mientras dormía el 16 de enero de 2011 en Torremolinos.

Aunque quedó vuida y sin la compañía del que fuera su primer marido, Carmen siempre ha tenido a su lado a su hijo. Juntos y abrazados posaron en lacelebración del 83 cumpleaños de la actriz. Los dos siempre han mantenido una relación muy especial.

En marzo de este año fue su hijo, precisamente, quien la llevaba a la residencia de ancianos Senyres, en Aravaca. Pocos meses antes, Augusto Álguero, que se separaba de su esposa, se trasladó a vivir con su madre, que ya estaba enferma de Alzheimer. Sin embargo, pensó que en el centro estará mejor atendida.

En sus últimos años de vida, alejada de la vida pública porque sufría pérdidas de memoria, la vimos paseando por las calles de Madrid junto su único hijo y sus nietos, una imagen muy difiícil de ver puesto que Augusto Algueró ha querido mantener una vida muy discreta.

Fuente: Leer Artículo Completo