Así ha sido la entronización de Naruhito de Japón

  • Más de 2.000 personas, entre ellas los reyes Felipe y Letizia, han acudido a la entronización del hijo mayor de Naruhito.
  • Aiko, la hija de Naruhito y Masako, no es la heredera al trono por la ley sálica. Los herederos son ahora Fumihito, hermano del actual emperador, y su hijo Hisahito que ocupa el tercer lugar en la línea de sucesión.

    Naruhito ya es emperador de Japón. Ante más de 2.000 personas, entre los que se encontraban los reyes Felipe y Letizia, el Salón de Estado del palacio imperial de Tokio ha acogido la ceremonia de entronización denominada Sokuirei Seiden no Gi. A pesar de que la lluvia no ha permitido que oficiales con espadas y arcos recibieran a los futuros emperadores, la ceremonia ha transcurrido con normalidad en el interior de Matsu No Ma, una sala de 370 metros con suelo de madera y paredes cubiertas con una tela donde se encuentra el trono de ocho toneladas de peso y seis metros de altura que recibe el nombre de Takaminura.

    A este trono es al que asciende el emperador vestido con sus mejores galas, el traje tradicional que luce en las ocasiones especialesy que ya llevó su padre, Akihito, en su propia entronización hace 30 años. Recibe el nombre de sokutai, y es de un color naranja oscuro.

    En su discurso, el nuevo emperador de Japón, demostró que piensa cumplir su papel con pulcritud. “Juro actuar según la constitución y cumplir mi responsabilidad como símbolo del Estado y de la unidad. Espero que Japón se desarrolle y contribuya a la amistad y paz en la comunidad internacional, y al bienestar y prosperidad de la humanidad a través de la sabiduría y constantes esfuerzos de las personas”, dijo. El primer ministro expresó su respeto al nuevo emperador con un grito de ‘Larga vida a su Alteza Imperial’ que fue vitoreado por los presentes.

    La otra gran protagonista de la ceremonia ha sido su mujer Masako que ha sido proclamada emperatriz. Para la ocasión, ha lucido el tradicional ‘juni hitoe’, un kimono de doce capas, y ha seguido la ceremonia desde un trono adyacente, más bajo que el de su marido.

    A pesar de que sus padres, Akihito y Masako, ya son emperadores de Japón, su hija Aiko no es heredera al trono del país nipón. Allí, todavía prevalece la ley sálica por la que solo pueden reinar los varones así que el heredero al trono es Fumihito, el hermano varón del actual emperador, seguido de su hijo Hisahito, de trece años.


    Fuente: Leer Artículo Completo