Ana Mª Aldón, arropada por Ortega Cano, en su cita en los juzgados

Ana María Aldón ha cumplido con su cita con la justicia. En la mañana del 15 de septiembre, arropada por su marido, José Ortega Cano, y su abogado, la finalista de ‘Supervivientes 2020’ llegaba al juzgado número 5 de Alcobendas, en Madrid, donde tenía el juicio tras la demanda que le interpuso el diseñador Emilio Salinas, autor de sus vestidos de novia. Éste le reclama 9.600 euros porque según consta en la demanda, Ana María incumplió el contrato de intercambio de publicidad acordado para el reportaje de su boda con Ortega Cano que se publicó en una revista. Según el diseñador, todo comenzó en noviembre de 2018 cuando Aldón se puso en contacto con él para que creara dos vestidos de novia para su enlace con el torero. El acuerdo incluía diseño, aportación de materiales, confección, pruebas y ajustes de los dos trajes que Aldón tenía pensado lucir en una exclusiva de su boda a cambio de que se citara de manera destacada, en dicho reportaje, el nombre de Emilio Salinas. Pero, en el reportaje, Ana María aparecía como autora de sus trajes nupciales algo que indignó al diseñador que, aunque pidió una rectificación, ésta nunca se hizo.

A su llegada a los juzgados, Emilio ha explicado que hubo un contrato pero que ella nunca lo quiso firmar pero sí existió una conversación que está grabada. “Nosotros, en nuestro atelier, le hicimos dos vestidos, todo en mi atelier y le daba dos vestidos a cambio de publicidad. Los trajes son diseños míos y de mi equipo y se hizo en mi atelier ella solo participó como una novia más” aunque sí aclaró que, pocos días antes del enlace, Ana María hizo una modificación en el vestido que pagó ella. “Ella pagó el fondo del vestido, lo cambió a beige, porque yo hice una exclusiva diciendo que era blanco roto y se enfadó y decidió cambiarlo y lo pagó ella”, contó Salinas confiado en que la justicia le dé la razón.

Ana María llegó a los juzgados arropada por Ortega Cano y su abogado pero el diestro no pudo acceder al interior de la sala al no estar citado y probablemente a causa de las restricciones sanitarias provocadas por el coronavirus. Llegó bastante nerviosa, pidiendo a los reporteros que mantuvieran la distancia de seguridad.

Tras la vista, que duró aproximadamente una hora, ambas partes abandonaban los juzgados de Alcobendas y, curiosamente, Ana María y Emilio mostraban su satisfacción por cómo había ido todo. “Estamos muy contentos, ha salido muy bien, ella un poco nerviosa, yo tranquilísimo porque espero que la verdad triunfe. Es la última vista y ya esperamos sentencia”, aclaró el diseñador.

Por su parte, la mujer de Ortega Cano negó que ella estuviera nerviosa. “Hemos estado muy tranquilos, ahí están las pruebas documentales y testificales que han servido para aclarar lo ocurrido. Hemos quedado satisfechos con la vista y solo nos falta la sentencia”, dijo el abogado de Aldón. “Eso está todo ahí dentro y no os voy a decir lo que se ha dicho dentro, claro yo diseñé, corrí con los gastos de materiales, la novia era yo y los vestidos salían”, añadió Ana María. Su abogado ha dicho que es mentira que Emilio le hay presentado una demanda penal por unas declaraciones que hizo la gaditana aunque Salinas ha dicho que sí la ha presentado.

Vuelta al cole

jfhrfged

6,99 €

COMPRAR

MOLEAQI

1,47 €

COMPRAR

Eariy

Pack 4 pulseras + 4 botellas x 15,99 €

COMPRAR

Tatay

14,40 €

COMPRAR

Converse

85 € 29,99 €

COMPRAR

Karactermania

9,99 €

COMPRAR

Converse

20 € 14,99 €

COMPRAR

Kikkerland

2,95 €

COMPRAR

Fuente: Leer Artículo Completo