Alejandro Sanz recurrirá la sentencia de su exmánager

El pasado lunes, un juez del juzgado número 74 de primera Instancia de Madrid ha condenadoa Alejandro Sanz a pagar 5,4 millones de euros por incumplimiento del contrato de representación que el cantante tenía con su representante a través de RLM Management. Tal y como ha podido conocer ‘Corazón’, Sanz ha decidido recurrir dicha sentencia. Precisamente por esto, la próxima cita que tendrán será en la Audiencia Provincial.

Alejandro Sanz, que ha confesado a su circulo más íntimo que “había perdido la confianza en su representante”, decidió romper su contrato tres años antes de su fecha de vencimiento con RLM, empresa de Rosa Lagarrigue, que ha sido su representante durante más de 25 años.

Según nos cuenta una persona muy cercana al entorno de los protagonistas: “Tengo la sensación, y es mi opinión, de que Alejandro quizá no estuvo bien asesorado por su nuevo equipo de trabajo. De hecho, fue a través de un burofax en Mayo de 2016 cuando Juan Gervás García-Ramos (en la actualidad Consejero Delegado de Gazúl Producciones SL) rompió el contrato de manera unilateral, en lugar de negociar o plantear una salida diferente y beneficiosas para ambas partes…”.

Dicha fuente afirma que los problemas habrían comenzado cuando Sanz rompió relaciones con su antiguo equipo liderado por Juan Ramón Ramírez, quien durante años fue el director financiero, gerente de Gazul Producciones SL. y persona de confianza del artista, y que salió de la empresa a principios de 2016, meses antes de que se gestara la ruptura con RLM . “Con su antiguo equipo esto no habría pasado. No se puede romper un contrato unilateralmente. Hay otras maneras. Definitivamente Alejandro no ha estado bien asesorado”, ha afirmado.

La petición de Lagarrigue

Lejos de los nueve millones que se ha publicado en algunos medios —como la cantidad que pedía RLM a Sanz y a su empresa, Gazul Producciones—, ‘Corazón’ ha podido saber que la cantidad exacta era 7.790.186 euros, cifra que confirma el departamento de Comunicación de RLM, quien además añade: “No vamos a hacer ninguna declaración sobre la sentencia. Tan solo queremos decir que Rosa Lagarrigue siempre tuvo una buena disposición para poder arreglar todo fuera de los juzgados”. También han desmentido rotundamente que los representantes legales del cantante les ofrecieran cuatro millones para no llegar a un juicio. “Nunca se nos ha ofrecido nada, ni nosotros tampoco. Es totalmente falso”, han afirmado.

El pasado 31 de julio se llevaba a cabo el juicio en el que Rosa Lagarrigue pedía cuatro puntos fundamentales. Por una parte, todas las liquidaciones, por conciertos, presentaciones u otros conceptos que ya se habían realizado y habían quedado pendientes en los meses anteriores a la ruptura del contrato.

En segundo lugar, en el momento en que Alejandro se desliga de la empresa de representación en julio del 2016 ya había ciertos compromisos y presentaciones que RLM había cerrado con anterioridad y con los que Sanz deberá cumplir. La agenda de un artista de su categoría se planifica al menos con un año vista.

La agencia de Rosa Lagarrigue pide 7.709.186 euros al cantante

En tercer lugar lo que se conoce como ‘daño emergente’, que es la cantidad que se necesita para reestructurar la empresa una vez que Sanz deje de pertenecer a su lista de representados. Y, finalmente, el ‘Lucro cesante’, donde la empresa reclama el dinero que habría podido ganar desde que Alejandro Sanz decidió romper el contrato hasta los tres años que aún quedaban por delante, teniendo en cuenta que él puede generar unas ganancias de dos millones de euros anuales.

Rosa Lagarrigue también habría sufrido un daño emocional en este divorcio empresarial. Ya que, a la partida de Miguel Bosé, que fue su primer representado y quien la animó a montar esta empresa, se unieron las bajas de Alejandro Sanz, Malú y algunos otros artistas. Aun así, la representante sigue adelante y solo espera que todo termine en buenos términos.

Por su parte, el madrileño está viviendo su mejor momento. En lo personal, ha llegado a su vida el amor de manos de la artista cubana Rachel Valdés, y en lo profesional, el cantante ya ha formado un nuevo equipo de trabajo con oficinas en España, México y Miami. Además, su gira americana está funcionando muy bien.

Fuente: Leer Artículo Completo