A la luz última carta que Antonio David Flores escribió a Rocío Carrasco (y que él niega que sea suya)

Antonio David Flores y Rocío Carrasco siguen siendo carne de polémica. Sobre todo, porque el primero de ellos decidió, hace casi año y medio, situarse bajo los focos de nuevo. Y eso ha traído que se aireen trapos sucios y capítulos del pasado que se suponía estaban ya más que enterrados. Esta semana, su participación en ‘Quiero dinero’, una nueva sección de ‘Sálvame’, ha provocado una nueva sacudida entre ellos.

La encargada de remover era Gema López. La colaboradora era una de las compañeras encargadas de hacer preguntas a Antonio, y se sacaba de la manga una carta que el exguardia civil le escribió a la madre de sus hijos poco después de que su relación tocase a su fin. O, al menos, eso decía Gema, porque Flores negaba que ese documento, que ella insistía era de su puño y letra, lo hubiese escrito él.

Sé que te han metido muchas mentiras en la cabeza toda tu familia”

Pero ella iba más allá y revelaba el contenido íntegro de esa misiva: “Hola cariño, sé que esta carta no te va a hacer cambiar de opinión porque estás muy enfadada conmigo. Yo te quiero y tú lo sabes a pesar de todos los inconvenientes que hemos tenido a lo largo de nuestra vida. Sé que te han metido muchas mentiras en la cabeza toda tu familia. Piensa lo que vas a hacer por nuestros hijos, yo haré todo lo que tenga que hacer para no separarme de ellos ni de ti. Sabes que todo lo que estoy haciendo es por ti y por nuestros hijos”.

“Siento todo lo que está pasando y también siento cómo lo has tenido que pasar por mis problemas con la justicia, la presión con la prensa, mi mal humor contigo, mis malas contestaciones y mis malos modos. Sé que no fue fácil dejar todo por mí en Madrid. Lo tenías todo y lo dejaste por mí. Sé que fue difícil los meses que estuvimos en el piso con mis compañeros y que lo pasaste mal“, continuaba esa carta que, hasta el final del programa, Antonio David negó hubiese sido escrita por él.

“Te pido, por favor, que me perdones. Piensa bien lo que vas a hacer, si merece la pena echar por la borda tanto amor, todo lo que te han contado es mentira. Es pura envidia, sabes que nunca me han aceptado. Lo que te contaron de esa chica, nunca la he visto ni sé quién es. Te lo juro por nuestros hijos. Yo no sé por qué esa persona quiere separarnos, imagino que por interés, pero siempre te amaré pase lo que pase. Te quiero”, remataba ese documento que él reconocía que estaba “divinamente escrito”, pero que no era suyo.

Fuente: Leer Artículo Completo